Accor, una de las mayores cadenas hoteleras del mundo, decidió separar el negocio hotelero del servicio de prepago. Y hoy estrena nuevo nombre: Edenred. Presente en más de 40 países, esta empresa propone soluciones de beneficios de alimentación, incentivo y gastos corporativos a las empresas y gobiernos mediante formato de tarjeta electrónica. En 2009 registró un volumen de emisión de 12.400 millones de euros, de los cuales más del 50% se registró en países emergentes como Chile. Presente en nuestro país desde 1998, supimos que hoy está concentrado en modernizar el servicio a través del uso de tarjetas con chip y banda magnética. Y el Servicio de Impuestos Internos ya le dio el permiso para ampliar su mercado.

  • 4 noviembre, 2010

Accor, una de las mayores cadenas hoteleras del mundo, decidió separar el negocio hotelero del servicio de prepago. Y hoy estrena nuevo nombre: Edenred. Presente en más de 40 países, esta empresa propone soluciones de beneficios de alimentación, incentivo y gastos corporativos a las empresas y gobiernos mediante formato de tarjeta electrónica. En 2009 registró un volumen de emisión de 12.400 millones de euros, de los cuales más del 50% se registró en países emergentes como Chile. Presente en nuestro país desde 1998, supimos que hoy está concentrado en modernizar el servicio a través del uso de tarjetas con chip y banda magnética. Y el Servicio de Impuestos Internos ya le dio el permiso para ampliar su mercado.

Accor, una de las mayores cadenas hoteleras del mundo, decidió separar el negocio hotelero del servicio de prepago. Y hoy estrena nuevo nombre: Edenred. Presente en más de 40 países, esta empresa propone soluciones de beneficios de alimentación, incentivo y gastos corporativos a las empresas y gobiernos mediante formato de tarjeta electrónica. En 2009 registró un volumen de emisión de 12.400 millones de euros, de los cuales más del 50% se registró en países emergentes como Chile. Presente en nuestro país desde 1998, supimos que hoy está concentrado en modernizar el servicio a través del uso de tarjetas con chip y banda magnética. Y el Servicio de Impuestos Internos ya le dio el permiso para ampliar su mercado.