La firma de Tim Cook pidió a sus fabricantes detener los planes para líneas de producción adicionales dedicadas al modelo más económico del recién estrenado iPhone X.

  • 5 noviembre, 2018

Las acciones de Apple sufrieron un duro golpe al inicio de las operaciones, luego de que la firma le solicitara a sus fabricantes -Foxconn y Pegatron- que detuvieran los planes para las líneas de producción adicionales dedicadas al iPhone XR.

Los títulos caen a esta hora 4,31%, ante la expectativa de que la decisión se deba a que se espera una débil demanda del dispositivo que apenas fue lanzado al mercado en octubre con la esperanza de ser muy bien recibido por los usuarios por ser más económico que el XS y el XS Max.

Según publicó el diario Nikkei, citando a una fuente de la empresa, “Foxconn preparó casi 60 líneas de ensamblaje para el modelo Apple XR, pero recientemente usa sólo cerca de 45 líneas de producción debido a que su cliente principal afirma que no necesita fabricar tantos ahora”.

Hace cinco años ocurrió algo similar cuando la firma de Tim Cook redujo los pedidos de producción para sus iPhone 5C -con cubierta de plástico- un mes después de su lanzamiento, alimentando especulaciones sobre una mala recepción del modelo.

La empresa con sede en Cupertino, California, atraviesa tiempos complicados ante la desaceleración de las ventas de su dispositivo estrella. De hecho, la semana pasada -al entregar sus resultados del cuatro trimestre fiscal- la compañía advirtió que las ventas para el trimestre de Navidad probablemente incumplirán las expectativas de Wall Street. El viernes sus acciones tuvieron el peor día desde 2014.

Por ello, se ha enfocado en intentar reforzar sus otras líneas de productos y servicios, y anunció que dejaría de proporcionar ventas unitarias para los iPhones, iPads y Macs en el año fiscal 2019.