Pocas posibilidades le ven expertos legales a las acciones interpuestas en la justicia en contra del gobierno por el Transantiago. Según fuentes consultadas, en este caso no hay instancias judiciales que valgan, por cuanto no hay un acto ilegal ni arbitrario por parte del Estado que amerite un recurso de protección por daño a la […]

  • 20 abril, 2007

Pocas posibilidades le ven expertos legales a las acciones interpuestas en la justicia en contra del gobierno por el Transantiago. Según fuentes consultadas, en este caso no hay instancias judiciales que valgan, por cuanto no hay un acto ilegal ni arbitrario por parte del Estado que amerite un recurso de protección por daño a la salud o a la integridad física. De lo que se trataría es de una falta o ineficiencia en la prestación de un servicio, lo que no es reclamable por la vía de este recurso. Tampoco podrían interponerse acciones legales contra el Metro, por cuanto éste ha incrementado sus medidas de seguridad con el objeto de evitar demandas por negligencias, único argumento que podría tener un demandante frente a un accidente. Menos contra el Sernac, por ser difícil comprobar que haya publicidad engañosa y que éste sea un producto defectuoso.