Hace más de un año, el estudio Guerreros Olivos Novoa Errázuriz se puso la camiseta por el medio ambiente. Y es tal su compromiso con la causa que, como parte de su plan Gone Sustentable, se dispusieron bicicletas para que los abogados del estudio se trasladen a sus reuniones, trámites judiciales o almuerzos en dos ruedas. La idea es que, junto con incentivar una mejor calidad de vida, los profesionales sean un aporte para descongestionar Santiago.

  • 5 julio, 2012

Hace más de un año, el estudio Guerreros Olivos Novoa Errázuriz se puso la camiseta por el medio ambiente. Y es tal su compromiso con la causa que, como parte de su plan Gone Sustentable, se dispusieron bicicletas para que los abogados del estudio se trasladen a sus reuniones, trámites judiciales o almuerzos en dos ruedas. La idea es que, junto con incentivar una mejor calidad de vida, los profesionales sean un aporte para descongestionar Santiago.

Clemente Pérez, socio del área de Recursos Naturales del bufete comenta que “parte de este plan está enfocado en la disminución del consumo de iluminación, aire acondicionado y reciclaje, y el uso de las bicicletas ha sido un gran aporte, ya que ha ayudado en la baja efectiva de los tiempos de traslado. Estamos ubicados en una zona congestionada; y si antes te demorabas una hora en hacer un trámite cerca de la oficina, ahora fácilmente te demoras la mitad y además evitas el estrés de los tacos”. ¿Qué mejor?