En un día plasmado de conversaciones con historias y recuerdos, hicimos un playlist para acompañar esta jornada.

  • 5 octubre, 2018

Canción para mañana-Los Bunkers

Esta canción fue compuesta a 30 años del Golpe militar. En sus letras describe el sentimiento de tristeza y rabia por las cosas que pasaron “ayer” y las promesas eternas (de los políticos, de justicia, etc.) que se escuchan cada nuevo día, cada “mañana”.

“Los viejos son de lo peor
nunca tuvieron ni una pizca de razón
pero a mi los años no me hicieron muy feliz
recordar es un paso en falso más
y quién quiere mirarse en un espejo que no quebrará”

 

 

 

Vuelvo para vivir- Illapu

Sin duda, un emblema. Apareció por primera vez en 1991 y desde entonces es el himno para los chilenos que vivieron el exilio.

“Olvidar por júbilo no quiero,
El amor de miles que estuvieron
Pido claridad por los misterios,
Olvidar es triste desconsuelo”.

 

Canción del poder popular-Inti Illimani

Es parte del primer disco grabado y publicado por la banda Inti Illimani en Italia en 1973.

“Ya nadie puede quitarnos
el derecho de ser libres
y como seres humanos
podremos vivir en Chile”.

 

Muevan las industrias- Los Prisioneros

En agosto de 1985 este tema, compuesta por Jorge con el teclado, tuvo su debut en un concierto en el Teatro Cariola.

“Cuando vino la miseria las echaron
Les dijeron que no vuelvan más
Los obreros no se fueron se escondieron
Merodean por nuestra ciudad
Las industrias, muevan las industrias”

 

Te recuerdo Amanda- Víctor Jara

Es el quinto sencillo oficial de Víctor Jara como solista, y el cuarto de Quilapayún. Fue lanzado originalmente en Chile en el año 1969,  siendo relanzado cinco años después en la República Democrática Alemana.

“Que partió a la sierra
Que nunca hizo daño
Que partió a la sierra
Y en cinco minutos quedó destrozado
Suena la sirena
De vuelta al trabajo
Muchos no volvieron
Tampoco Manuel”

Flores secas- Los Tres

La referencia al “martes de horror”, que se repite varias veces en esta canción, es por ese martes 11 de septiembre del ’73.

“Ya no hay nada
Que se pueda mirar
Ya no hay nadie
Para poder hablar
Callando luces en el mar”