El 31 de agosto de 1997 el mundo recibió una dura noticia: Diana, princesa de Gales – Lady Di– había muerto en un trágico accidente automovilístico en Paris. Su vida en la realeza no fue fácil. Tras su divorcio con el príncipe Carlos de Gales en 1996, fue despojada de su título de Alteza Real, […]

  • 31 agosto, 2012

El 31 de agosto de 1997 el mundo recibió una dura noticia: Diana, princesa de Gales – Lady Di– había muerto en un trágico accidente automovilístico en Paris.

Su vida en la realeza no fue fácil. Tras su divorcio con el príncipe Carlos de Gales en 1996, fue despojada de su título de Alteza Real, aunque mantuvo el de princesa -siendo la única princesa no real de la historia del Reino Unido-. Desde entonces fue criticada por sus actos y por su relación con el egipcio Dodi Al-Fayed.

Su muerte también fue polémica. Si bien en la realeza aclaraban que había sido un accidente, en el mundo se ponía en duda esta versión y se rumoreaba que podría haber sido intencional. Sin embargo, según investigaciones francesas, no hubo muestra alguna que evidenciara una conspiración entre la Familia Real Británica y el Servicio Secreto Británico para poner fin a la vida de la princesa.

A 15 años de su trágica y polémica muerte, recordamos a una de las mujeres más queridas por el pueblo británico.