El estornudo es un reflejo que simplemente no podemos controlar. Aquí hay algunos datos interesantes sobre este acto involuntario. 1. Los estornudos viajan más de 160 km. por hora. Al menos, según algunos. 2. La plaga de géremenes puede aterrizar bastante lejos. Prácticamente no hay cómo escaparse de los gérmenes. 3. Estornudamos para darle a […]

  • 30 junio, 2014

Flickr-estornudo

El estornudo es un reflejo que simplemente no podemos controlar. Aquí hay algunos datos interesantes sobre este acto involuntario.

1. Los estornudos viajan más de 160 km. por hora. Al menos, según algunos.

2. La plaga de géremenes puede aterrizar bastante lejos. Prácticamente no hay cómo escaparse de los gérmenes.

3. Estornudamos para darle a nuestras narices un reinicio biológico que se desencadena por la fuerza de la presión de un estornudo. Cuando un estornudo funciona correctamente, se reinicia el entorno dentro de las fosas nasales para que las partículas malas respiradas por la nariz puedan ser atrapadas.

4. La luz del Sol hace que mucha gente estornude. Alrededor de una de cada cuatro personas estornuda con la luz brillante del Sol, una reacción que se denomina reflejo de estornudo fótica, informó LiveScience.

5. Es bastante normal estornudar en grupos de dos o de tres en tres. Esas partículas malas atrapadas en las fosas nasales y expulsadas por los estornudos no son se van de inmediato hacia la salida. A menudo se necesita más de un intento.

6. Los ojos se cierran involuntariamente. No hay mucho que se puede hacer para mantenerlos abierto. Parte del mensaje que el cerebro recibe en el período previo a un estornudo es cerrar los ojos. Es un reflejo involuntario.

7. El corazón no se detiene cuando se estornuda. Lo que puede suceder, según el New York Times, es que la frecuencia cardíaca disminuye un poco y de forma natural. Se debe tanto a la respiración profunda que la mayoría de la gente toma antes de estornudar y ala estimulación del nervio vago que se produce durante el estornudo.

8. Un estornudo es mejor fuera que dentro. Si se intenta aguantar, puede provocar vasos sanguíneos rotos en los ojos, vasos sanguíneos debilitados en el cerebro, rotura de tímpanos o problemas con el diafragma.

9. Se pueden calmar las ganas de estornudar frotando la nariz, presionando en el labio superior por debajo de su nariz o forzar a una gran respiración profunda por la nariz.

 

Lee en detalle los siete puntos en The Huffington Post