1) Dormir Si eres de esas personas a las que les gusta trabajar hasta tarde en la noche, piénsalo denuevo. El estar cansado libera una hormona que necesita azúcar y otros tipos de grasas. Además, perder sueño afecta tus niveles de resistencia a la insulina, primer causante de la grasa abdominal. Dormir 7 horas diarias […]

  • 30 enero, 2013

grasa

1) Dormir

Si eres de esas personas a las que les gusta trabajar hasta tarde en la noche, piénsalo denuevo. El estar cansado libera una hormona que necesita azúcar y otros tipos de grasas. Además, perder sueño afecta tus niveles de resistencia a la insulina, primer causante de la grasa abdominal. Dormir 7 horas diarias es una de las mejores tácticas para mantener tu cuerpo en forma.

2)  Realizar sesiones cortas de variados ejercicios

Hacer 100 abdominales todas las noches puede ayudarte a fortalecer tu cuerpo, pero con una gran capa de grasa en tu abdomen, no vas a lograr obtener los resultados que esperas tan fácilmente. En vez de esos abdominales, realiza ejercicios que activen diversos músculos de tu cuerpo y hagan trabajar tu sistema cardiovascular. Practica distintos tipos de ejercicios en sesiones cortas y propónte caminar todos los días aunque sea un par de minutos.

3) Evitar el azúcar

El azúcar es tu peor enemigo. Reduce calorías comiendo proteínas, vegetales y reemplazando los malos hábitos de la comida chatarra. Un buen truco es acompañar tu café de la mañana con una pizca de canela, está demostrado que esta especia ayuda a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre.

4) Toma vitamina C

Cuando una persona está estresada secreta más cortisol. La vitamina C ayuda a equilibrar esta hormona, que se dispara producto del estrés. Además esta vitamina es escencial para que tu cuerpo transforme la grasa de los alimentos que consumes en energía, por lo que, sin duda, te ayuda a quemar calorías.

5) Come cosas calóricas

Es el azúcar lo que se transforma en grasa, no la comida calórica. Estos alimentos sueles ser ricos en Omega 3; como lo es el salmón, la palta y las nueces. Este tipo de comida está llena de nutrientes que te mantendrán satisfecho durante todo el día.

6) Respira lenta y profundamente

Es un método muy simple que puedes practicar incluso cuando estás en la mitad de cualquier actividad diaria. Cuando notes que te sientes tenso, fíjate en tu respiración. Luego trata de relajarte y de bajar el ritmo de ésta. Es una técnica muy efectiva.

Para acceder al artículo completo entra a Forbes.