1. Sigue tu reloj, no el de ellos Si, por ejemplo, sientes que se te hace más fácil trabjar en la noche, no tengas miedo a hacerlo. Los horarios de oficina fueron establecidos pensando en un aproximado de los seres humanos, sin embargo, cada persona es diferente y, si tienes la oportunidad, adáptate a eso. […]

  • 6 febrero, 2013
trabajo foto: Business Insider

trabajo foto: Business Insider

1. Sigue tu reloj, no el de ellos

Si, por ejemplo, sientes que se te hace más fácil trabjar en la noche, no tengas miedo a hacerlo. Los horarios de oficina fueron establecidos pensando en un aproximado de los seres humanos, sin embargo, cada persona es diferente y, si tienes la oportunidad, adáptate a eso. Trabajar durante las horas que tu mente funciona mejor, de seguro, te hará avanzar más rápido y de una mejor manera.

 

2. Sigue obedeciendo a sus calendarios

A pesar de que no tengas a un jefe sentado al lado, es importante ser capaz de cumplir siempre con los plazos. Si eres un trabajador freeelancer que realiza encargos para distintas empresas es importante establecer tus propios límites, con un margen de error que te permita estar preparado frente a eventuales inconvenientes.

 

3. Sigue vistiéndote como lo hacen ellos

La capacidad de trabajar en pijama es comúnmente mencionada como uno de los beneficios de trabajar en la casa, sin embargo, no es una buena idea. La rutina mañanera de vestirse adecuadamente ayuda a que tu mente sea capaz de producir.

 

4. Haz ejercicio en la mitad del día

Una de las mayores ventajas de armar tu propio horario es que puedes controlar tus tiempos de descanso, pero, considerando que estás en casa, tus recreos pueden volverse demasiado largos. Hacer una rutina de ejercicios en la mitad del día sirve para romper con el horario de trabajo y darle tiempo a tu mente de procesar lo que está haciendo. Además, el ejercicio te despierta y te entrega energía y, por ende, te hace más productivo.

 

5. No traigas a casa tus asuntos laborales

Aunque físicamente tu trabajo esté en tu casa, siempre se recomienda dejar los asuntos laborales para ciertas horas y espacios. Debes tomarte tiempo en casa para hacer otras cosas; ver películas, tener actividades románticas, familiares, etc.


Para acceder al artículo completo entra a Business Insider.