Así que finalmente consiguió ese ascenso que tanto estuvo buscando. ¡Enhorabuena! Todos esos años de trabajo diligente, noches sin dormir bien y posponer las vacaciones han dado sus frutos, ahora usted es gerente. ¿Y ahora qué? Una nueva promoción puede ser aterradora. Nuevas responsabilidades, nuevas tareas, responsabilidad por el trabajo de las personas que están […]

  • 14 septiembre, 2015

ascenso

Así que finalmente consiguió ese ascenso que tanto estuvo buscando. ¡Enhorabuena! Todos esos años de trabajo diligente, noches sin dormir bien y posponer las vacaciones han dado sus frutos, ahora usted es gerente.

¿Y ahora qué?

Una nueva promoción puede ser aterradora. Nuevas responsabilidades, nuevas tareas, responsabilidad por el trabajo de las personas que están bajo su mando. Hay mucho que asumir. Pero no se estrese, que hay muchos textos sobre liderazgo que lo ayudarán en su nuevo puesto.

Estos son[tweetable] cuatro consejos para que ejecute de mejor manera su nuevo cargo[/tweetable].

1. Cómo obtener la atención del público en una presentación
De “The Presentation Secrets of Steve Jobs”, por Carmine Gallo.

Aprenda esta regla: cada cosa que usted comunique a los demás empleados debe responder a la siguiente pregunta: “¿Por qué me debe importar”

Y usted debe responderles: deben preocuparse porque usted les está dando una solución a sus problemas.

Con el fin de ofrecer una solución, primero debe presentar el problema. Describa una situación en la que las personas se sientan frustrados, use detalles tangibles y reconstruya el malestar de su público.

Ahora es el momento para revelar su producto o idea, para cumplir con el reto. Debe explicar cómo su producto resuelve el problema de la audiencia. Esto debe ser lo que su público recordará de la presentación.

Lo que realmente está vendiendo es la promesa de una vida mejor, libre de los problemas que tan bien explicó al inicio de su charla.

2. Cómo ser más productivo
De “Getting Things Done”, por David Allen.

Las listas de tareas diarias son ineficientes, imprecisas y a menudo facilitan una visión deformada del tiempo. Un método mucho más eficaz es trabajar con un calendario y una o múltiples listas de “próximas acciones”.

Todas las tareas o acciones concretas se deben poner en su lista de “Próximos acciones”. Esta lista le permitirá decidir rápidamente qué tarea es la más urgente.

negocios

3. Cómo fomentar el trabajo en equipo
De “How to Be a Positive Leader”, por Jane E. Dutton y Gretchen M. Spreitzer.

Los seres humanos somos animales sociales: tendemos a florecer cuando tenemos una gran cantidad de interacciones positivas con nuestros amigos, familiares y colegas. Cuando nos sentimos bien, estamos en nuestro más creativo y llenos de energía. En concreto, se prospera cuando tenemos un montón de conexiones de alta calidad: las interacciones que dejan a todos los participantes con niveles de energía impulsadas y entusiasmo.

Las empresas tienen que hacer todo lo posible para fomentar este tipo de interacciones, porque un personal creativo y lleno de energía a menudo se traduce en una ventaja competitiva real. Los empleados con muchas conexiones de alta calidad son más creativos y motivados para aprender cosas nuevas, lo cual es importante para las empresas que tratan de llegar a estrategias innovadoras.

Además, usted como un líder puede demostrar que respeta y valora a sus empleados. Esto significa prestar mucha atención a lo que dicen los empleados y ser positivo y receptivo cuando expresen sus opiniones.

Construya la confianza y la relación con sus empleados haciendo una cosa simple: prestar atención. Apague el teléfono y aléjese de su computadora cuando le hablen para demostrar que les está dando toda su atención.

Si su objetivo es construir y alimentar un sentimiento de equipo entre los empleados, una manera de hacer esto es animándolos a jugar. Esto podría significar tener equipos mesas de ping-pong, tableros de ajedrez y aros de baloncesto en el lugar de trabajo.

4. Cómo cultivar el desarrollo personal
De “How to Be a Positive Leader”, por Jane E. Dutton y Gretchen M. Spreitzer.

Para la mayoría de la gente, el mejor trabajo lo hacen cuando están bien consigo mismo, y esto es porque cuando las personas se sienten más felices y centradas, hacen un mejor trabajo.

La gente tiende a sentirse mejor en cuatro puntos de su vida: cuando siente que está creciendo, aprendiendo nuevas habilidades; cuando los distintos aspectos de su vida (trabajo, familia y aficiones) encajan armoniosamente; cuando se consideran virtuosos, es decir, que tiene cualidades como la integridad y humildad y con autoestima.

Una forma sencilla de que como líder puede ayudar a sus empleados a mejorar sus identidades positivas es animándoles a aprovechar sus fortalezas y virtudes en el trabajo.

Revise el artículo completo en Business Insider.