La semana pasada la compañía Amazon lanzó su nuevo sitio web: Amazon Art, una galería de arte online. Es así como destacadas y carísimas obras de arte se están vendiendo junto a artículos de alimentación y Kindles. Por ello, Danielle Rahm escribió en Forbes, si es que realmente ésta es una forma legítima para los […]

  • 15 agosto, 2013

AmazonArt

La semana pasada la compañía Amazon lanzó su nuevo sitio web: Amazon Art, una galería de arte online. Es así como destacadas y carísimas obras de arte se están vendiendo junto a artículos de alimentación y Kindles.

Por ello, Danielle Rahm escribió en Forbes, si es que realmente ésta es una forma legítima para los coleccionistas de comprar arte y señaló tres errores que podrían, a su juicio, ser potencialmente fatales para Amazon Art

  • Estado de la obra

Según un representante de Amazon, el campo sobre “la condición” no es un requisito para la inclusión de una obra de arte, lo cual es uno de las mayores preocupaciones de Rahm. Si bien hay galerías y casa de subastas que tampoco especifican la condición de un cuadro, se puede requerir el informe que por protocolo ellos realizan. Amazon Art ni siquiera da esa opción.

  • Catalogar

La lista de obras que Amazon Art arma es similar a la que se hace con otros tipos de productos como los libros. El problema es que comprar arte, no es comprar un producto, sino que es una inversión.  Faltan datos que responden a la forma estándar de identificar obras de artistas importantes: procedencia, historial de exposiciones, citas literarias y la pruebas de autenticidad del experto. Por eso no es bueno que datos como éstos no estén disponibles.

  • Réplicas

A veces personas que son novatos comprando obras de arte, pueden creer que están adquiriendo una pieza única, pero en realidad es una réplica de la obra original. Por eso es que hay que consultar con un experto y siempre pedir todos los datos de la pieza que se quiera comprar.

Revise el artículo completo en Forbes