Documental de un caso politizado.

  • 12 febrero, 2020

-El documental induce a sacar conclusiones de que se trató de un suicidio, al no existir pruebas de la presencia de personas en el baño. ¿Cómo logra mantener ecuanimidad para que el espectador saque las conclusiones del caso?

-Es evidente que el caso Nisman ha sido muy politizado, y los intereses políticos y el ruido mediático han dificultado la investigación, que todavía tiene grandes lagunas. Un espectador con mente abierta y con su propio criterio puede llegar a una conclusión, aunque no una certeza, sobre la muerte de Nisman. Dicho esto, he evitado desde el estreno decir cuál es la conclusión más razonable para mí porque quiero que la gente llegue a la conclusión por sí misma. El caso ha sufrido una sobredosis de opinión y un déficit de investigación.

-En el documental el presidente Alberto Fernández asegura que Nisman fue asesinado, sin embargo, ahora defiende un suicidio y pide revisar el segundo informe policial que avala el homicidio. ¿Este cambio de postura y la revisión del segundo informe, exigen la realización de una segunda parte?

-Alberto Fernández dijo en el documental en 2017, que dudaba de que Nisman se haya suicidado. Ahora dice que no cree que haya pruebas de un homicidio. Entiendo que se puede opinar sobre su cambio de apreciación en términos políticos, pero en términos del caso, no me parece sorprendente.

-El ex fiscal Luis Moreno Ocampo tiene una opinión nefasta sobre la justicia argentina. ¿Qué le ha parecido la gestión de los fiscales que han intervenido y qué tan complejo fue abordarlo en el documental?

-Me parece que Moreno Ocampo ayuda a describir los problemas de la justicia argentina, donde las instituciones democráticas y el concepto mismo de la verdad están siendo atacados. En el fondo, el documental pide que los espectadores participen en la búsqueda de la verdad, y que descubran y reconozcan las fuerzas que actúan en contra de ella. Queda en evidencia que la tan criticada investigación de la fiscal Viviana Fein en los medios no fue mala.