La tecnología y el universal acceso a Internet ha influido en la proliferación de cientos de miles de blogs en el mundo 2.0.  ¿Cómo diferenciarse, generar una relación con los lectores y no ser uno más del montón? LifeHack  da a conocer 25 consejos que todo bloguero debería tener en cuenta. Aquí presentamos los que […]

  • 2 septiembre, 2013

Blogs. Foto Flickr

La tecnología y el universal acceso a Internet ha influido en la proliferación de cientos de miles de blogs en el mundo 2.0.  ¿Cómo diferenciarse, generar una relación con los lectores y no ser uno más del montón? LifeHack  da a conocer 25 consejos que todo bloguero debería tener en cuenta. Aquí presentamos los que consideramos más importantes:

1. Sé genuino:

Permite que tu voz se adueñe de tus posts. Escribe tal como hablas y no trates de ser otra persona. Si no estás seguro de quién eres aún, lo aprenderás conforme sigas escribiendo.

2. Sé original:

Puede que el tema sobre el que estás escribiendo no sea único, pero escríbelo de una forma distinta, busca otro punto de vista, etc. Si no se te ocurre nada nuevo que decir, dilo de otra manera.

3. Entrega evidencia:

Es bueno tener evidencia que fundamente tus argumentos, para que tu contenido sea apreciado y creíble para la audiencia.

4. Escribe regularmente:

No es necesario que sigas un cierto calendario, pero sí lo es que escribas seguido para mantenerte en la mente de tus lectores. Dependiendo del tema, puedes postear dos o tres veces a la semana, aunque lo óptimo es hacerlo todos los días.

5. Lee constantemente:

Trata de descubrir un nuevo blog cada día. Anota qué herramientas o ventajas tienen los otros, para incluirlo en tu sitio.

6. Que los posts no sean muy largos:

Para tener una idea, los posts deben tener un máximo de 300 palabras para ser reconocidos por buscadores como Google. Claro que a veces, dependiendo del tema o de la profundidad que se quiera abarcar, sí se justifica escribir posts más extensos.

7. Promuévete:

Comparte tu contenido en todas las redes sociales posibles. También comparte los posts de otros blogs en tu sitio, para que ellos hagan lo mismo contigo.

8. Atento al feedback:

Permite que los usuarios comenten tus textos y lee aquello que escriben. Tal vez se dan cuenta de algo que tú no, te pueden ayudar a mejorar el sitio e incluso te pueden inspirar nuevos temas.

Revise el artículo completo en LifeHack