Este año se inscribieron por primera vez reservas situadas en Mozambique y la República de Moldova.

  • 25 julio, 2018

El Consejo Internacional de Coordinación del Programa de la UNESCO sobre el Hombre y la Biosfera (MAB), añadió 24 nuevos sitios a la Red Mundial de Reservas de Biosfera en su reunión celebrada del 23 al 28 de julio en Palembang (Indonesia). Además, aprobó la extensión y el cambio de denominación de dos reservas ya existentes.

 “La conservación de la biodiversidad y la gestión de los recursos naturales en estos ecosistemas excepcionales son necesarios para el desarrollo sostenible. Estas reservas son laboratorios de interacción armoniosa entre la población y la naturaleza que permiten el avance de los conocimientos científicos y de las poblaciones autóctonas, el intercambio del saber y la promoción de la relación entre la sociedad y la ciencia de modo que ésta pueda aportar soluciones concretas a la vida diaria de las poblaciones locales”, declaró la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay.

Este año se inscribieron por primera vez reservas situadas en Mozambique y la República de Moldova.

Las reservas de biosfera son lugares en los que se concilia la conservación de la biodiversidad y la actividad humana mediante el uso sostenible de los recursos naturales. Uno de los objetivos de la Red es promover prácticas innovadoras de desarrollo sostenible. Cada año, el Consejo Internacional de Coordinación del Programa MAB, compuesto por representantes elegidos de de 34 Estados Miembros de la UNESCO, designa las nuevas reservas que pasan a formar parte de la Red Mundial. Iniciado por la UNESCO a principios del decenio de 1970, el MAB es un programa científico intergubernamental que tiene por objeto mejorar la relación entre las

Además, este año se retiraron de la Red Mundial cinco reservas de Australia, una de los Estados Unidos y una de los Países Bajos a petición de estos tres países. Las reservas australianas retiradas son las de Barkindji, Hattah Kulkyne, Murray Kulkyne, Príncipe Regente, Promontorio de Wilson y Yathong. La reserva neerlandesa es la del Mar de las Wadden, en tanto que la reserva estadounidense es la del Bosque Experimental de San Dimas.

En adelante, la Red Mundial de Reservas de Biosfera de la UNESCO cuenta con un total de 686 reservas en 122 países.

Estas son las nuevas reservas de biosfera:

Arly (Burkina Faso) – Situada en la sabana del África Occidental, esta reserva de biosfera abarca una gran variedad de paisajes configurados por el relieve: bosques claros y de galería, zonas pantanosas y dilatadas praderas con arbustos y árboles. Esos hábitats albergan especies animales vulnerables y en peligro de extinción: gatopardos, elefantes, leones, leopardos y buitres. Las principales actividades económicas del sitio son la ganadería y los cultivos de algodón, maní y cereales, especialmente mijo y sorgo.

Monte Huangshan (China) – Este sitio se inscribió en la Lista del Patrimonio Mundial en 1990. La nueva reserva de biosfera está ubicada al sudeste de China, en las ondulaciones de los Montes Nanling, y alberga un ecosistema forestal prácticamente intacto desde el último periodo glacial. A raíz de la glaciación cuaternaria, la región del monte Huangshan sirvió de refugio a numerosas especies arcaicas de animales y vegetales. De ahí que este sitio sea un importante vivero de material genético y un foco excepcional de diversidad biológica, tanto animal como vegetal. La reserva es también una importante fuente de abastecimiento en agua para las cuencas hidrográficas de los ríos Xin’An, Qing Yi y Qiupu.

Chocó Andino de Pichincha (Ecuador) – Situada al noroeste de Ecuador, en la provincia de Pichincha, esta reserva de biosfera alcanza alturas de entre 360 y 4.480 metros sobre el nivel del mar. Engloba el bosque húmedo del Chocó-Darién y es una región de muy alta biodiversidad, que alberga casi 270 especies de mamíferos, entre ellas el oso de anteojos (Tremarctos ornatus), el mono aullador de manto ​ecuatoriano (Alouatta palliata), la pacarana (Dinomys branickii) o especies endémicas como el tucán del Chocó o la rana cohete de Pichincha. Los cerca de 880.000 habitantes que viven en esta reserva de biosfera viven en su mayoría de la producción de fruta y verdura, así como de la caña de azúcar, la piscicultura, la ganadería y el pequeño comercio.

Wadi Wurayah (Emiratos Árabes Unidos) – Situada en el Emirato de Fujairah, esta reserva de biosfera abarca una cuenca hidrográfica de clima árido que forma parte del macizo de los Montes Hajar. La fauna y la flora del sitio son endémicas de la Península Arábiga. Wadi Wurayah es uno de los últimos territorios de los Emiratos donde la población ha conservado y sigue practicando métodos de cultivo tradicionales.

Río Mura (Eslovenia) – Ubicada al este del país, esta reserva de biosfera abarca el más vasto conjunto protegido de llanuras inundables de Eslovenia. La imbricación de la naturaleza con la presencia del ser humano en este sitio ha dado lugar a un paisaje fluvial única en su género. Las principales fuentes de ingresos de la población son la agricultura, la industria, la silvicultura y el turismo.

Ponga (España) – Situada al sur de Asturias, en las estribaciones septentrionales de la Cordillera Cantábrica, esta reserva se extiende por una apartada zona montañosa y boscosa muy poco poblada. El sitio se caracteriza por su terreno escarpado, cuya elevación oscila entre 213 y 2.142 metros de altura sobre el nivel del mar, y también por sus verdes valles profundos que parecen trepar hacia las cumbres dando una sensación de vértigo. La vegetación está integrada por vastos bosques de abedules y por bosques mixtos con sicomoros, alisos, fresnos, castaños, robles y avellanos. La reserva alberga también numerosas especies animales, algunas de cuales se hallan en peligro de extinción, por ejemplo el oso pardo, el urogallo, el lobo gris y el águila real.

Montes Urales (Federación de Rusia) – Cubierta por bosques mixtos de caducifolios y coníferas, así como de píceas y abetos de taiga montañosa, esta reserva se halla al sur de la región del Ural. Los macizos montañosos –con cumbres cuyas alturas oscilan entre 800 y 1.178 metros– se unen a los valles por cursos de agua que discurren por lechos rocosos. La parte occidental de la reserva se sitúa a baja altitud y en su parte oriental montes de crestas bastante escarpadas alternan con depresiones colmadas por lagos y con valles pantanosos profundamente encajados. La población del sitio se cifra en unos 12.000 habitantes que proyectan pasar de una economía de extracción minera a un modelo de desarrollo basado en la gestión sostenible de los recursos naturales, el fomento del turismo y la rehabilitación de los terrenos deteriorados por la explotación de las minas hoy ya agotadas.

Khangchendzonga (India) – Situada en la región del Estado de Sikkim que limita al oeste con Nepal y al norte y este con el Tíbet (China), esta reserva de biosfera alberga uno de los ecosistemas más elevados del mundo, ya que la altura de su territorio oscila entre 1.220 y 8.586 metros sobre el nivel del mar. Este sitio, que es uno de los 34 lugares del mundo con mayor diversidad biológica, posee vastos bosques que albergan especies vivientes variadas con un alto grado de endemismo. Las principales actividades económicas son la agricultura, la horticultura, la ganadería, la avicultura, la producción lechera y la piscicultura.

Berbak-Sembilang (Indonesia) – Situada en litoral sudeste de la isla de Sumatra, esta reserva de biosfera engloba los parques nacionales de Berbak y Sembilang y dos reservas de fauna. El sitio cuenta con ecosistemas intactos de bosques pantanosos de turba y agua dulce, así como de manglares y bosques de planicie que se extienden por las orillas de ríos con ciénagas que llegan a alcanzar una profundidad de 10 metros. Las actividades económicas más importantes en esta reserva son la silvicultura, la agricultura tradicional (arrozales, cultivos de secano, etc.) y la explotación de la palma aceitera y el caucho.

Betung Kerihun Danau Sentarum Kapuas Hulu (Indonesia) – Situada en la isla de Borneo, en el extremo oriental de la provincia de Kalimantan Barat, esta reserva de biosfera engloba los dos parques nacionales de Betung Kerihun y Danau Sentarum. Su territorio se caracteriza por la presencia de ecosistemas de bosques tropicales húmedos de planicie y montaña que son únicos en su género y albergan especies vegetales y animales sumamente diversas.

Rinjani-Lombok (Indonesia) – La reserva de biosfera abarca la isla de Lombok, que forma parte del archipiélago de las Islas Menores de la Sonda Occidentales. El territorio de la reserva lo componen zonas litorales relativamente planas y zonas onduladas y montañosas. El punto culminante de estas últimas es el Monte Rinjani, un volcán que se yergue a 3.726 metros de altura sobre el nivel del mar y es la segunda cumbre más elevada de Indonesia. La reserva posee una rica diversidad biológica constituida por distintos tipos de vegetación forestal, como sabanas boscosas y bosques tropicales húmedos de montaña y planicie, de los cuales un 40% son bosques primarios. Las principales fuentes de ingresos de la población del sitio son la producción hortofrutícula y arrocera, el cultivo del café y el cacao, la avicultura y la ganadería (bovinos y caprinos).

Kopet-Dag (Irán, República Islámica del) – Esta reserva de biosfera abarca una parte del Kopet-Dag, el macizo montañoso que se extiende a lo largo de la frontera entre la República Islámica del Irán y Turkmenistán. La región ecológica de este macizo es un componente principal del importante foco de biodiversidad iraní-anatolio, cuya función principal estriba en conservar numerosas especies vivientes que se hallan en peligro de extinción. Las actividades económicas de mayor importancia son la agricultura y la ganadería.

Monte Peglia (Italia) – Ubicado en el centro de Italia, este sitio se halla en la encrucijada de las cuencas fluviales del Tíber, al este, y de su afluente el Paglia, al oeste. Comprende una vasta zona forestal y es un importante vivero natural de diversas especies de animales, vegetales y hongos que viven en la región de este monte –un antiguo volcán ya extinguido– y en su entorno. Los recursos naturales de la reserva facilitan la realización de actividades humanas compatibles con el desarrollo sostenible.

Val Camónica – Alto Sebino (Italia) – Situado al este de Lombardía, este sitio se caracteriza por la presencia de paisajes típicamente prealpinos y alpinos que se extienden desde los fondos de valles hasta las más altas cimas de Europa, el Glaciar de Adamello y el Lago Iseo, el segundo más grande de Italia. En la región de la reserva, surcada por ríos y constelada de lagos, bosques, glaciares y praderas, se siguen practicando métodos ancestrales de cultivo y cría de ganado.

Reserva de Biosfera del Charýn (Kazajstán) – Ubicada al sudeste del país, en la cuenca montañosa del río Ilí, esta reserva engloba el valle encajonado de su afluente el Charýn y la reliquia de un bosque de fresnos, así como desiertos y estepas características del Asia Central. La fauna del sitio es abundante y variada, y la presencia de un millar de especies de plantas vasculares superiores patentiza la gran diversidad de su flora. Aunque la agricultura ha sido la actividad económica dominante en la región, desde hace varios años están cobrando auge la horticultura, la ganadería y el turismo.

Reserva de Biosfera de Zhongar (Kazajstán) – Situada en la vertiente septentrional del macizo montañoso de Zhetysu Alatau, esta reserva abarca toda la gama de ecosistemas de montaña característicos de la cordillera del Tian Shan y del Asia Central. El territorio del sitio tiene importancia mundial por albergar el depósito de genes de la manzana silvestre (Malus sieversii). Las principales actividades económicas son la agricultura, la producción industrial de aceite de girasol y harina, y el embotellamiento de agua de manantiales. Las tierras se dedican principalmente a pastos y prados de siega.

Tsimanampesotse – Nosy Ve Androka (Madagascar) – Ubicada al sudoeste del país, esta reserva se considera un foco importante de biodiversidad por ser un verdadero mosaico de ecosistemas frágiles de tierra, costa y mar: arrecifes de coral, franjas costeras, dunas, pantanos marinos, manglares y bosques litorales. La parte terrestre de la reserva cuenta con un reducido número de especies vegetales y animales que presentan, no obstante, una elevada tasa de endemismo (90%). Las principales actividades económicas son la agricultura, la ganadería y la pesca.

Quirimbas (Mozambique) – Situado al norte del país, en la provincia de Cabo Delgado, este sitio consta de un archipiélago de 11 islas, un conjunto de parques marinos, una reserva ornitológica y un ecosistema de agua dulce que engloba el río Montepuez y el lago Bilibiza. La reserva cuenta con 3.000 especies vegetales, de las cuales 1.000 son endémicas, y posee además una fauna de gran riqueza compuesta principalmente por 23 especies de reptiles, 447 de aves y 46 de mamíferos terrestres. Entre estos últimos figuran numerosos especímenes de cuatro de los cinco grandes mamíferos africanos, esto es, elefantes, leones, búfalos y leopardos. Además, en las aguas de la reserva viven ocho especies de mamíferos marinos, en particular ballenas y delfines. Las principales actividades económicas de la población de la zona son la pesca, la ganadería, la artesanía, el turismo y el transporte marítimo.

Maasheggen (Países Bajos) – Esta reserva de biosfera abarca el paisaje fluvial agrícola del valle del Mosa situado al sudeste del país, que ha sido configurado por una interacción constante entre el hombre y la naturaleza. Utilizado para la ganadería y la producción de plantas forrajeras, su territorio engloba la red más vasta y antigua de setos vivos de los Países Bajos. El paisaje está formado por un mosaico de pequeñas parcelas agrarias rodeadas por setos, dunas de arena, bosques, lagos, praderas húmedas y cañaverales. La reserva está destinada a servir de terreno de experimentación para el desarrollo y el turismo sostenibles.

Reserva de Biosfera de Suncheon (República de Corea) – Situada en el extremo meridional de la Península Coreana, esta reserva abarca los ecosistemas terrestres de los montes Mohusan y Jogyesan que rodean la ciudad de Suncheon, así como los ecosistemas de humedales costeros de la bahía de Suncheonman. En este sitio abundan los recursos biológicos animales, especialmente peces, crustáceos y mariscos, y también los vegetales, entre los que figuran hierbas medicinales, carrizos como el Phragmites communis y plantas halófilas como la Suaeda japonica. La población del territorio está compuesta por aldeanos, pescadores y montañeses, y entre las actividades económicas cabe mencionar los cultivos de arroz, de plantas medicinales y de árboles frutales como ciruelos y kakis.

Monte Kumgang (República Popular Democrática de Corea) – Ubicada al sudeste del país, en la mitad de la gran cadena montañosa que culmina en el Monte Paektu, esta reserva abarca algunas zonas marinas en su parte oriental. Su territorio alberga un ecosistema forestal vinculado a paisajes agrícolas y ecosistemas costeros y lacustres, donde se hallan numerosas especies vivientes raras y endémicas. Los lagos naturales y la zona costera del territorio de la reserva son un hábitat de las aves migratorias que siguen la ruta Asia-Australasia. La pesca, la agricultura y la silvicultura son las principales actividades económicas de este sitio.

Bajo Prout (República de Moldova) – Situada al sur del país, esta reserva de biosfera abarca el curso inferior del río Prout y varios lagos de planicies inundables. El Lago Beleu ocupa las dos terceras partes de la superficie total del sitio y el humedal que se extiende por la orilla izquierda del Prout alberga una variada serie de ecosistemas acuáticos, forestales y de praderas. La principal actividad económica es la agricultura, que proporciona a la población local un 90% de sus ingresos.

Gombo Masito Ugalla (República Unida de Tanzania) – Sitio de gran importancia para trabajos de investigación sobre los chimpancés, esta reserva de biosfera engloba el Parque Nacional del Gombo, varias reservas forestales y una parte del Lago Tanganica. Entre las especies animales que alberga su territorio, cabe mencionar los elefantes africanos y las ranas cornudas, así como ocho clases distintas de primates, y entre las especies vegetales destaca una variedad de asterácea descubierta en la zona del Gombo (Pleiotaxis gombensis). El Lago Tanganica, que es el más profundo de África, posee más de 300 especies de peces y 250 de aves y reptiles (cobras de agua y serpientes acuáticas del Tanganica).

Marico (Sudáfrica) – Situada al norte del país, esta reserva de biosfera está constituida por un ecosistema de agua dulce, único en su género, que abarca las cuencas fluviales del Molopo y el Marico, además de la fuente de Molemane. Este ecosistema se caracteriza por la presencia de humedales, así como por la de dolomías que representan un elemento importante del patrimonio natural sudafricano. Las zonas de sabanas y pastos del sitio albergan especies de plantas vulnerables como la Searsia maricoana, y la fauna endémica comprende 73 especies de mamíferos, en particular elefantes africanos, rinocerontes negros y leones. Las principales actividades económicas son el cultivo de plantas alimentarias, la ganadería, la explotación de recursos cinegéticos y el turismo.