Tanto para un emprendedor como para una alto ejectutivo, desarrollar una buena idea y llevarla a la realidad en un proyecto concreto es algo muy difícil de lograr. En la mayoría de los casos, las buenas ideas suelen quedar en meras palabras porque las personas no tienen el coraje, las fuentes o el tiempo para llevarlas […]

  • 2 abril, 2013

Tanto para un emprendedor como para una alto ejectutivo, desarrollar una buena idea y llevarla a la realidad en un proyecto concreto es algo muy difícil de lograr. En la mayoría de los casos, las buenas ideas suelen quedar en meras palabras porque las personas no tienen el coraje, las fuentes o el tiempo para llevarlas a cabo.

Es por esto que la revista norteamericana Forbes determina 12 actitudes que ayudan a transformar una buena idea en un hecho factible:

1) Creer en ti mismo

No se puede llevar a cabo una acción, si no confías lo suficientemente en ti mismo como para manejar las consecuencias de tus decisiones. Sólo el creer en ti mismo te permitirá hacerte responsable de tus actos para poder llevarlos a cabo hasta el final. De otra forma, las adversidades que se presenten en el camino probablemente te harán perder la fe y abandonar la meta.

2) Abraza el riesgo como si fuera tu mejor amigo

Apenas pienses en ejecutar una idea, el riesgo debe transformarse en tu mejor amigo. Si aceptan esto, afrontarás el proceso de la mejor manera, manteniendo tus sueños y ambiciones como metas a alcanzar. Cuando las cosas no estén saliendo como las planeaste, sigue enfocándote en tu misión y no te permitas dar pie atrás. El riesgo es normal y te permite ir paso a paso mirando adelante.

3) Sé extremadamente paciente

El compromiso es una opción, no un sacrificio. No te pongas mucha presión a ti mismo. Tómate el tiempo de apreciar el camino y ver cómo las cosas avanzan. Muchas personas son demasiado ansiosas para esperar ver los resultados por lo que se apresuran y comienzan a tomar malas decisiones.

4) Aprende a vender tu misión

Convertir tu idea en realidad requiere que ayudes a otros a entender tu visión. Para esto es importante definir el valor de tu propuesta y ver cómo puede generar ingresos. Vender ideas idealistas y soñadoras sin entender cómo pueden alcanzar resultados financieros, nunca te llevará a la correcta audiencia. La simplicidad es la clave para vender tu visión, por lo que tu tarea consiste en lograr que alguien de afuera entienda de qué se trata tu proyecto de la manera más simple posible.

5) Sé apasionado en tu persecución

La persecución de la excelencia requiere desatar tu pasión. Cuando pones tu pasión en todo lo que haces, eso te da el poder de transformarte en un potente pionero. Tu pasión en este camino te ayudará a abrir nuevas puertas a infinitas posibilidades. La pasión que le pongas a esta búsqueda te ayudará a superar toda clase de obstáculos, siendo la cualidad primordial para alcanzar el éxito.

 

Para acceder al artículo completo entra a Forbes.