NME miró hacia atrás para ver algunas de las [tweetable]películas de superhéroes más lamentables de las últimas dos décadas[/tweetable]. 10. Catwoman (2004) Halle Berry era la protagonista y Sharon Stone era la glamorosa villana. Su estreno pudo haber sido una gran explosión. Lamentablemente, los responsables de la película parecieron obsesionarse con los trajes y dejaron […]

  • 16 agosto, 2016

Fantastic_Four-2015

NME miró hacia atrás para ver algunas de las [tweetable]películas de superhéroes más lamentables de las últimas dos décadas[/tweetable].

10. Catwoman (2004)

Halle Berry era la protagonista y Sharon Stone era la glamorosa villana. Su estreno pudo haber sido una gran explosión. Lamentablemente, los responsables de la película parecieron obsesionarse con los trajes y dejaron de lado el desarrollo del personaje y una trama coherente.

9. Green Lantern (2011)

Esta adaptación de DC Comics fue un fracaso muy costoso para Warner Bros. Su guion simplista y exceso de confianza en los efectos especiales hicieron de esta película un total fracaso. Y era tanta la confianza que tenían en el largometraje, que al fina se puede ver una escena que abría la posibilidad de una segunda película. Lo siento, pero no. Afortunadamente para Ryan Reynolds, quien protagonizara al superhéroe del anillo, ‘Deadpool’ se ve mucho mejor.

8. Daredevil (2003)

Esta adaptación de Marvel fue protagonizada por Ben Affleck, quien hizo del abogado ciego que por las noches era un justiciero. En el momento de su estreno, la película funcionó bien, pero desde entonces, ha sido censurada por miles de fans y por el propio Affleck. Afortunadamente para Matt Murdock, la serie de Netflix le hace honor a su historia.

daredevil_affleck

7. Elektra

¿Daredevil (de 2003) necesitaba un spin-off? Aunque Jennifer Garner dio con la arrogancia de su papel, Elektra es una decepción por su narración predecible, visuales lúgubres y diálogos poco fiables, y se convirtió en la película de Marvel con peor desempeño desde Howard el pato.

6. Batman & Robin (1997)

Casi dos décadas después de su lanzamiento , George Clooney sigue disculpándose por esta catástrofe. “Siempre me disculpo por Batman y Robin”, admitió a principios de este año. “Pensé que en realidad había destruido la franquicia hasta que otra persona se lo llevó años más tarde y la mejoró”. Gracias al cielo.

5. Steel (1997)

¿Shaquille O’Neal hizo una película de superhéroes? Sí, realmente pasó. Steel vio a la estrella de baloncesto jugar por DC Comics como John Henry Irons, un héroe hecho a sí mismo que utiliza la tecnología para imitar las habilidades naturales de Superman.

4. Spawn (1997)

Este aburrido festival gore ofrece una imagen verdaderamente horrible del popular antihéroe. Las imágenes excesivamente violentas probablemente fueron impresionantes en el momento, pero desde entonces ha envejecido tan bien como un reproductor de cassette. Como era de esperar, una secuela quedó atascada en el infierno del desarrollo desde 1998.

3. Jonah Hex (2010)

Este extraño híbrido entre ciencia ficción y el lejano oeste ofrecía un potencial interesante. Aunque Jonah Hex atrajo a un elenco con clase y fue dirigida por Josh Brolin y Michael Fassbender, pero su trama no logró cuajar tan espectacularmente, por lo que el director Jimmy Hayward decide poner fin a la película después de solo 81 minutos, incluyendo los créditos.

jonah-hex-1024

2. Ghost Rider: Espíritu de venganza (2012)

La primera película de Ghost Rider era una obra maestra, pero esta secuela es de tan mala calidad que sus efectos se ven realmente falsos. Nicolas Cage, quien ganó un Razzie por su actuación francamente loca en el papel del vigilante en llamas, dijo sobre la franquicia que personalmente había terminado. Buena decisión, Nic.

1. Fantastic Four (2015)

El equipo de superhéroes de Marvel ha sido avergonzado nuevamente, luego de la innecesariamente esponjosa superproducción de 2005, donde Chris Evans era el chico fuego. Afortunadamente enmendó el camino y ahora es el flamante Capitán América. Esperemos que Fox no se rinda, y que en la tercera entrega haga justicia a los cuatro fantásticos.

Revise el artículo completo en NME.