El cineasta y productor Billy Wilder nació en Austria-Hungría. Trabajó unos años como periodista en Alemania y luego empezó a escribir guiones de películas. A principios de la década de 1930, se mudó a Hollywood, donde alcanzó la fama gracias a films como Sunset Boulevard, Some Like it Hot, Double Indemnity y Sabrina. En 1960 ganó tres […]

  • 6 agosto, 2013

Billy Wilder. Foto Open Culture

El cineasta y productor Billy Wilder nació en Austria-Hungría. Trabajó unos años como periodista en Alemania y luego empezó a escribir guiones de películas. A principios de la década de 1930, se mudó a Hollywood, donde alcanzó la fama gracias a films como Sunset BoulevardSome Like it HotDouble Indemnity y Sabrina.

En 1960 ganó tres premios Oscar por producir, escribir y dirigir The Apartment.

En 1996, cuando Wilder tenía 90 años, Cameron Crowe le pidió que interpretara un pequeño papel en su película Jerry Maguire, pero Wilder se negó. A pesar de eso, los dos cineastas se hicieron amigos y se juntaban cada cierto tiempo para hablar sobre el cine.

En 1999 Crowe publicó el libro Conversations with Wilder, en el cual da a conocer 10 consejos del legendario director de cine para escribir un buen guión. “Conozco a mucha gente que imprimió esta lista y la tiene sobre su máquina de escribir. Es que, sabes, no hay mejor escuela de cine que escuchar lo que Wilder tiene que decir”, afirmó Crowe en una entrevista años después.

A continuación presentamos los 10 consejos del famoso director de cine:

  • La audiencia es caprichosa.
  • Agárralos de la garganta y no los sueltes.
  • Desarrolla una línea de acción clara para tu personaje principal.
  • Tienes que saber hacia dónde vas.
  • Mientras más sutil y elegante seas en esconder los puntos de la trama, mejor escritor serás.
  • Si tienes un problema en el tercer acto, el problema realmente está en el primer acto.
  • Un consejo de Lubitsch: deja que la audiencia sume dos más dos, te amarán por siempre.
  • Al hacer voces en off, ten cuidado de no describir lo que el público ve. Agrega algo más.
  • El evento que ocurre al final del segundo acto gatilla el final de la película.
  • El tercer acto debe construir, construir, construir en tiempo y en acción hasta el último evento. Y, después, eso es todo. No te quedes dando vueltas…

Revise el artículo completo en Open Culture.