Un día antes que en 2017, el día 1 de agosto de 2018 ya habremos agotado todos los recursos que la naturaleza puede regenerar este año. Para mantener nuestro ritmo actual de consumo de recursos, necesitaríamos el equivalente a 1.7 Tierras. El 1 de agosto, la humanidad ya habrá consumido todos los recursos producidos por el planeta en […]

  • 30 julio, 2018

Un día antes que en 2017, el día 1 de agosto de 2018 ya habremos agotado todos los recursos que la naturaleza puede regenerar este año. Para mantener nuestro ritmo actual de consumo de recursos, necesitaríamos el equivalente a 1.7 Tierras.

El 1 de agosto, la humanidad ya habrá consumido todos los recursos producidos por el planeta en un año. Esto es lo que los expertos llaman el día de la sobrecapacidad de la Tierra, el punto exacto en el que el uso de recursos como el agua, los alimentos, la tierra y la madera excede la capacidad de regeneración de la naturaleza.

Este factor ha sido registrado desde los años 70 (entonces se le llamaba Día de la Deuda Ecológica) y a lo largo de todo este tiempo ha mostrado una tendencia casi constante: aparte de una ligera disminución en los años de la crisis financiera y económica, nuestro “apetito” por los recursos naturales aumenta de año en año. En 1987 el día cayó el 19 de diciembre, en 2000 llegó al 1 de noviembre y el año pasado fue el 2 de agosto.

En esta espiral descendente, el día de la sobrecapacidad de la Tierra continúa acelerándose y a este ritmo es probable que el próximo año la fecha caiga en julio.

El día de la sobrecapacidad de la Tierra se calcula dividiendo la biocapacidad mundial (la cantidad de recursos naturales generados por la Tierra ese año) por la huella ecológica global (el consumo de la misma por la humanidad), multiplicando el resultado por 365, es decir, los días del año.