Cinco hermosos bosques milenarios - Revista Capital

Vida & estilo

Cinco hermosos bosques milenarios

Desde las ancestrales araucarias hasta los hermosos bambús, todos estos bosques tienen algo que es, por decirlo menos, mágico.

-

En el mundo hay hermosos bosques con árboles que tienen cientos y hasta miles de años. Caminar entre sus troncos y raíces apenas viendo el sol entre su espeso follaje es una experiencia, por decirlo menos, mágica.

  • Araucaria, parque de Conguillio en Chile

Poblado por densos bosques del árbol ancestral, la araucaria, este parque es un impoerdible del país. El volcán Llaima domina todo el parque que está poblado por bellísimos lagos y lagunas todos ellos rodeados por estos árboles de ramas arqueadas, antiguos y de tronco delgado y sinuoso.

conguillio

  • Bosques de secuoyas del Parque Nacional de Redwood, California

Las secuoyas rojas son árboles esbeltos y altísimos que desafían la ley de la gravedad y alzan imponentes sus copas al cielo. A lo largo de 60 kilómetros del litoral californiano se alinean cuatro parques históricos y el de Redwood protege prácticamente la mitad de los bosques de secuoya roja de la costa oeste de los Estados Unidos.

sequoia

  • Bambú en Sagano, Kioto

Este bosque está en el distrito de Arashiyama y alberga hasta veinte tipos distintos de bambú, además de cerezos que en primavera se tiñen de blanco. Este lugar estuvo reservado durante muchos años a la alta aristocracia japonesa. Sus senderos, misteriosos, románticos y silenciosos, eran uno de los lugares de esparcimiento favoritos de la familia real.

bambu

  • Una reliquia del pasado en Garajonay, La Gomera

Ubicado en las cumbres centrales de la isla, el Parque Nacional de Garajonay representa el diez por ciento de su superficie y se considera una auténtica reliquia del pasado porque conserva parte de la flora que hace millones de años poblaba el área mediterránea.

garajonay

  • Robles centenarios en Broceliande en tierras bretonas

Esta área forestal de 7.000 hectáreas esrá situada a 30 kilómetros de Rennes, en el corazón de Bretaña. El lugar lleva habitado más de 5.000 años, desde el neolítico, como demuestran los numerosos menhires dispersos por la zona y prodigios naturales que han  sobrevivido al paso del tiempo como el roble de Guillotin (en Concoret), de casi 1.000 años y 9,65 metros de circunferencia, o el roble de Hindrés.

Broceliande

Comparte este artículo:
  • Cargando