La nueva costa de Aysén - Revista Capital

Vida & estilo

La nueva costa de Aysén

Desde las Guaitecas al delta del Baker, esta parte del sur se desarrolla velozmente y, año a año, suma más y más visitantes que se sorprenden con una región que, de la extrema precariedad, ha pasado a ser ícono del nuevo turismo en Patagonia.

-

Por: Sergio Paz
Fotos: Verónica Ortíz

En Puerto Cisnes llueve. Llovió ayer. Llueve hoy. Y, seguro, lloverá mañana. Pero da igual. Si quisiera sol estaría en San Pedro, en Copiapó.

De hecho, si algo traigo conmigo es Gore-Tex. Se sabe: hoy cualquier prenda puede ser de Gore-Tex; menos, claro, el traje de baño. Pero, bueno, no estoy aquí para chapucear sino para bucear en la memoria de una región particularmente remota, de leyenda. Digamos que el Chile de Francisco Coloane, nuestro western acuático, con hombres que siguen llevando en sus botes mucho mate y pistolas al cinto, y las mujeres, escopetas junto a polleras y bolsos...

El recorrido termina en Tortel, según muchos (y me incluyo) el pueblo más lindo de Chile.

Melinka es uno de los lugares donde con más facilidad se pueden ver ballenas de 30 metros de largo.

En Puerto Gala, donde se filmó La fiebre del loco, han abierto
cómodas residenciales. Antes había puras
casuchas.

Si eres suscriptor, continúa leyendo esta nota en el papel digital.

Si aún no lo eres, suscríbete AQUÍ.

Comparte este artículo:
  • Cargando