Revista Capital

Los insectos ya se consideran alimentos en toda la Unión Europea

¿Cómo verías un plato de arroz con grillos? ¿o araña asada con ensalada? Bueno, si vas a Europa, los insectos estarán más presentes en tu comida, ya que desde el 1 de enero de este año, entró en vigor en la Unión Europea el reglamento 2283/2015 que abre las puertas a la comercialización de insectos para consumo humano.

Esto no significa que se empezarán a vender bichos a diestra y siniestra, pero sí las empresas que deseen comercializarlos puedan solicitar el permiso petinente, aunque la autorización podría llegar en 15 meses.

Luego de la aprobación de este reglamento, la Comisión Europea pidió a la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) que se revisaran "los riesgos microbiológicos, químicos y ambientales asociados con el consumo de insectos y su producción para alimentación humana y animal".

Entre los riesgos asociados a los insectos que descubrió la EFSA se encuentran riesgos microbiológicos, de virus, parasitarios, fúngicos, entre otros. Es por eso que habrá que poner mucha atención a las granjas de insecto para consumo humano.

Si bien se ha comprobado los beneficios y alto valor nutricional de este tipo de alimentos, que son aceptados en países como China, México y gran parte de África, quizás habrá que esperar a que los europeos dejen el asco de lado para comerlos.