Vida & estilo

¿Los últimos canapés?

Estos bocados, alguna vez ineludibles, hoy se encuentran en contados lugares de Santiago. Como tantos clásicos de nuestra gastronomía, parecen a punto de desaparecer. Ojalá que no.

-

Por: Álvaro Peralta Sáinz
Fotos: Verónica Ortíz

Desde mediados del siglo pasado y hasta bien entrada la década del ochenta, los canapés tuvieron protagonismo en las celebraciones de los chilenos, ya que eran la preparación principal en todo tipo de cócteles. En bautizos, cumpleaños, matrimonios, inauguraciones varias y hasta velorios se veían pasar las bandejas llenas de estos pequeños bocados salados. En bares de hoteles como el Carrera o el City, y en el también desaparecido Roxy de calle Bandera, eran parte importante del menú de sus barras.

Sin embargo, los tiempos fueron cambiando y comenzaron a aparecer productos que disputaban su reinado. Tapaditos y empanadas de cóctel en un inicio. Luego, esas lamentables cucharas con porciones de ceviche y también brusquetas, pinchos y tapas, que actualmente gozan de muy buena salud.

Afortunadamente, algo de esta vieja costumbre de la hora del aperitivo todavía sobrevive en un puñado de establecimientos santiaguinos. No es mucho, pero son muy recomendables...

Si eres suscriptor, continúa leyendo esta nota en el papel digital.

Si aún no lo eres, suscríbete AQUÍ.

Comparte este artículo:
  • Cargando