Vida & estilo

Los otros cerros

El cierre del principal acceso al cerro Manquehue ha generado la molestia de los fanáticos del trekking, quienes tendrán que acceder a la cumbre por otras rutas. Pero este macizo no es el único de la capital. Aquí, una guía de los otros macizos que rodean la capital.

-

Por: Carla Sánchez M.

Carbón
Vecino del cerro Manquehue, esta cima de la precordillera es uno de los lugares preferidos de los trail runners por su ubicación y rápido ascenso. El punto de partida es la rotonda que se encuentra frente al Colegio Saint George, en Américo Vespucio. Hacia el este, se puede continuar por el filo que lleva hasta la arista poniente del cerro Manquehue.
Altura: 1.365 metros.
Dificultad: baja.
Duración: entre 2 horas y media y 4 (5 km en total).

Pochoco
Ubicado en la comuna de Lo Barnechea –al lado del Observatorio Achaya– es uno de los senderos más clásicos para practicar trekking. En algunos tramos tiene una pendiente importante y hay que tener cuidado con la tierra suelta, sobre todo en la bajada, pues el terreno está muy erosionado. Se puede descender por el sector de escalada del Bosque Mágico o por el Santuario de la Naturaleza del Arrayán. Abierto de lunes a domingo y no hay que pagar entrada.
Altura: 1.804 metros.
Dificultad: media.
Duración: 4 horas ida y vuelta (4,6 km en total).

Provincia
Se puede acceder por el estadio San Carlos de Apoquindo o por el puente Ñilhue. La ruta es desnivelada y extensa, con pendientes y muchas rocas, por lo que requiere de un buen estado físico. Es ideal subirlo en primavera y partir temprano, para aprovechar las horas de luz. Al llegar al Alto el Naranjo, donde hay un gran árbol ideal para hacer una parada técnica, hay que tomar la bifurcación a la derecha, que está señalizada. El valor de ingreso es de $2.000 adultos y $1.000 niños y tercera edad.
Altura: 2.750 metros.
Dificultad: alta.
Duración: 8 horas ida y vuelta (18 km en total).

Cerro la Cruz
Este cerro es parte de la cadena montañosa sierra de Ramón y su cumbre es un excelente mirador del valle central. Se ingresa a través del Parque Mahuida de La Reina (peatones $500, autos $3.500). Al iniciar su ascenso es difícil distinguir la cumbre, por lo que suele pensarse que se ha accedido a ella al llegar a un sector de antenas. Pero hay que avanzar bastante más, hasta llegar a la cruz.
Altura: 2.580 metros.
Dificultad: media.
Duración: 7-10 horas ida y vuelta (20 kilómetros en total).

Cerro Leonera
Con magníficas vistas del Plomo, el Aconcagua y la ciudad de Santiago, su mayor dificultad técnica es la altura. Se accede desde el centro de esquí La Parva y suele ser una ruta ventosa y fría, por la cercanía a los glaciares. El primer tramo transcurre por el sector de las pistas hasta la laguna Piuquenes. Para acceder a ella se puede hacer caminando o en andarivel “Las Águilas”, habilitado en verano.
Altura: 4.950 metros.
Dificultad: alta.
Duración: de 7 a 9 horas. Si se tiene buen estado físico, se puede hacer en un día. Si no, es recomendable acampar en Cancha de Carreras (a 4.200 metros).

Glaciar Colgante El Morado
Esta excursión es una alternativa para observar un glaciar andino, con una laguna en su base y espectaculares montañas. Para llegar, hay que tomar la ruta hacia el Cajón del Maipo y desde el puente de San Gabriel, se debe continuar unos 18 km para acceder a Baños Morales y luego seguir hasta el valle de las Arenas.
Altura: 3.100 metros.
Dificultad: media.
Duración: 6 horas ida y vuelta (10 km en total).

Consejos prácticos
• Llevar suficiente agua y ropa de abrigo.
• Cargar el celular antes de salir de excursión.
• Llevar bastones, linterna frontal y factor solar.
• Evitar hacer ascensiones en solitario.

Comparte este artículo:
  • Cargando