Vida & estilo

China, llévame en tu bicicleta

Ya casi nadie compra bicicletas en China. No tiene sentido. Por menos de un dólar la hora, se puede pedalear por casi todas las grandes ciudades de ese país y dejar la bici donde quieras. Ya no hay parkings especiales. Si ves una, la tomas y pedaleas, y cuando llegas a tu destino, la dejas. Y todo gracias a una app.

-

Le dicen el Uber de las bicicletas y está cambiando el modelo de bike sharing en China e incluso reemplazando en algunos casos los sistemas de taxis tradicionales y tuc-tucs, tan comunes en Asia.

El boom partió hace dos años, cuando empresas como Ofo y Mobike lanzaron sus app, que permiten desbloquear estos medios de transporte en cualquier lugar de la ciudad solo con el celular y luego volver a bloquearlos al llegar a destino. Sin tarjetas de crédito, ni tiempos limitados de uso, ni estacionamientos llenos que obligan a buscar el siguiente para poder dejar la bici. Acá, uno se sube, pedalea y cuando te aburres, llegas a tu casa, a tu trabajo o a donde quiera que vayas, te bajas y la dejas. Simple.

Eso, sin contar que las app desarrolladas por las empresas que actualmente operan en ese país funcionan bien. Tienen un sistema de localización avanzado y solo escaneando el código QR con el celular, logras tener las dos ruedas disponibles.

Según explica Liu Xingliang, director del Centro de Datos de Internet de China (DCCI), el servicio de bicicletas compartidas flexibles ha tenido un crecimiento explosivo desde que fue lanzado en 2015 en ese país. Hoy, el sistema se masifica en las ciudades chinas. De hecho, según un estudio realizado por DCCI, más de un 80% de los encuestados habían utilizado el servicio al menos una vez en la primera mitad del año y el 38% de éstos declaró haber empezado a usar este servicio recién en el último mes.

Según el resultado de la encuesta, 75,7% de los usuarios eligieron la bicicleta compartida por la rapidez para tomarla y estacionarla, aunque ya hay algunos problemas: un 26,1% dice que dejó de usarlas porque varios de estos vehículos presentan desperfectos (26,1%).

“Como industria emergente, el tamaño del mercado se expande con nuevos retos y oportunidades. Esta nueva plataforma ha logrado romper las barreras de la información, brindando a sus usuarios servicios tecnológicos, computación en nube y tecnología de posicionamiento para el continuo mejoramiento del modelo de servicio”, agrega Liu Xingliang.

Y así como crecen los usuarios, también crecen las empresas. Se calcula que entre Ofo y Mobike juntas suman un valor de dos mil millones de dólares. Pero sus planes no se quedan solo en China; también quieren pedalear por el mundo. De hecho, Mobike planea una expansión internacional agresiva para llegar a 200 ciudades alrededor del globo para fin de este año. Ya pusieron el primer pedal en Singapur, Manchester, Florencia, Milán, Washignton, Londres y Malasia. Mientras que Ofo, ya está en Singapur, EE.UU., Rusia, Australia, Tailandia, Italia, Austria, Reino Unido, República Checa y Kazajistán.

Comparte este artículo:
  • Cargando

Síguenos en Facebook

x