Vida & estilo

XL

Si está aburrido de esos platillos pequeños y rebuscados, tal vez necesita una dosis de comida contundente y de calidad.

-

Por: Álvaro Peralta Sáinz
Fotos: Verónica Ortíz

Pura carne

Aunque aún no cumple dos años, el restaurante Carnal se ha hecho de una buena cuota de clientes a los que se les puede encontrar ahí con frecuencia durante los almuerzos de días laborales, y también en familia por las noches y los fines de semana. La carta es extensa y no se circunscribe a carnes: hay pescados y pastas. Un plato fijo de esta franquicia –que partió en Lima– es el Tomahawk ($39.900), un corte de carne muy gringo que, por su forma, le hace honores al hacha que usaban los mohicanos y que todos los miércoles se puede encontrar como un “especial del día”. Se trata de un lomo vetado –cocinado en el horno– y que pesa nada menos que un kilo y medio. Obviamente, está pensado para que unas tres personas lo compartan, pero según pudimos averiguar, no son pocos los que se lo comen de a dos e incluso hay un par de parroquianos que lo han comido en solitario. Difícil pero no imposible, sobre todo considerando que se trata de una pieza de la raza

Angus Aberdeen con certificación High Choice y que la gente de Carnal importa directamente desde Estados Unidos. Con gran sabor (se cocina con hueso) y una buena cantidad de grasa infiltrada que le da una tremenda suavidad. Como para instalarse en la agradable terraza de este lugar y disfrutarlo lentamente.
Alonso de Córdova 3053, teléfono 227176161, Vitacura.

Si eres suscriptor, continúa leyendo esta nota en el papel digital.

Si aún no lo eres, suscríbete AQUÍ.

 

Comparte este artículo:
  • Cargando