Revista Capital

Coca-Cola Chile reduce a la mitad azúcar de dos de sus marcas más emblemáticas

Varias son las multinacionales que han adoptado la estrategia de elaborar "productos sin sello" a propósito de la puesta en marcha de la ley de Etiquetado. Siguiendo esa tendencia Coca-Cola Chile desde hace un par de años está reformulando sus productos y hoy fue el turno de dos de sus marcas icónicas.

Se trata de Fanta y Sprite, las que reducirán en 60% y 50%, respectivamente, el azúcar de sus recetas originales, con lo cual ambas dejarán de tener sellos en sus envases.

"Esta medida se suma a otras que viene desarrollando la compañía, con lo que ya cuenta con 32 productos reformulados en sus contenidos de azúcar en los últimos 18 meses, y logra que el 65% de su portafolio esté compuesto actualmente por productos bajos en azúcar y sin calorías", explicó la compañía en un comunicado.

Lo anterior, dijo el gerente general de Coca-Cola Chile, Daniel Vercelli, ubica al país dentro de las diez naciones a nivel mundial con el mayor mix de bebidas bajas y sin calorías a disposición de los consumidores.

"Está en nuestro ADN la necesidad de liderar los cambios en la industria y de adaptar permanentemente nuestra oferta a los gustos y necesidades de los mercados en que estamos presentes. Es por ello que en esta nueva etapa de nuestra estrategia, hacemos un esfuerzo inédito con dos de nuestras marcas más valiosas", agregó Vercelli.

Según explicó la compañía, a partir de ahora, la versión de Fanta sabor original de 12.3 gramos de azúcar por cada 100 ml, pasará a tener sólo 4.9 gramos de azúcar, mientras que la de Sprite de 9.8 gramos de azúcar por casa 100 ml, quedará con 4.9 gramos de azúcar.