Vida & estilo

Guillermo Hevia, arquitecto: “Sorprende que ningún político tome la ciudad como prioridad”

El pasado viernes 4 de agosto se realizó la entrega de los tradicionales Premios CA (Colegio de Arquitectos), que todos los años reconocen a profesionales por su compromiso con la arquitectura.

-

El premio promoción joven, lo ganó Guillermo Hevia García (30), arquitecto de la Pontificia Universidad Católica, institución en la que se tituló con Distinción Máxima en 2011 y obtuvo el Premio Promoción Escuela de Arquitectura.

-En materia de ciudad, ¿de qué debiera preocuparse el próximo presidente de Chile?

-Es muy relevante poner la ciudad como un tema fundamental de debate en la contingencia política, económica y social. Resulta sorprendente que ningún político o grupo de influencia tome la ciudad como un aspecto prioritario de la discusión.

Hay que ampliar la mirada que tiene la sociedad sobre qué es la ciudad, ya que se la suele ver generalmente como un tema de ingeniería e infraestructura, y siempre se opera a partir de un filtro específico como transporte, movilidad, servicios básicos o vivienda, y nunca se la mira de manera integral. Esto tiene por consecuencia que las grandes obras que se construyen en ella operan de manera aislada, lo que tienen por resultado la generación una ciudad segregada, particionada y de mala calidad.

Un ejemplo evidente son las autopistas urbanas. Sólo se apuntó a resolver un problema de movilidad vehicular y se olvidaron del contexto. El resultado aniquiló la relación de la ciudad con el río, se suprimieron áreas verdes de alto valor, desaparecieron conexiones peatonales entre barrios, etc. En definitiva en lugar de ver los proyectos como oportunidades de largo plazo, se ven como problemas inmediatos.

Creo que este caso lo podemos extrapolar a todos los grandes proyectos que se han realizado en las ciudades, y no sólo Santiago, sino que todas en general.
Resulta relevante recuperar el rol que tiene lo público. Esto implica poner valor sobre lo que va más allá de la propiedad privada, es decir la calle y el espacio público y volverlo una exigencia normativa.

En último lugar valorar lo que tenemos. Hemos visto cómo barrios han mutado completamente a partir del mal entendido desarrollo inmobiliario.
Esto implica renovar más que volver a construir, preservar en lugar de demoler, consolidar en lugar de especular.

Hevia, a sus 30 años, ha desarrollado su carrera a través de su oficina de arquitectura, mediante proyectos públicos y privados, y concursos, como; el Internacional de Vivienda Colectiva; Hábitat Colectivo en 2016; y el Concurso YAP Constructo 06 con el pabellón “Tú Reflexión”. En todos ellos obtuvo el primer lugar. Ha trabajado como docente y profesor de Taller en la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica y también en la Universidad de Chile.

Entre 2007 y 2012 fue editor de Plataforma Arquitectura y en 2012 también estuvo a cargo de la sección de Arquitectura de la Revista ED. Ha participado de exposiciones, bienales, seminarios y conferencias a nivel nacional e internacional, lo que le ha permitido dar a conocer su trabajo, además de construir una red de colaboraciones e intercambio con profesionales emergentes tanto de Chile como del extranjero.

Recientemente participo como conferencista en el Campus Ultzama 2017 “Humanizar la Ciudad”, de la Fundación Arquitectura y Sociedad, en Pamplona, España, donde arquitectos de todas partes del mundo se reunieron a exponer y debatir en torno a temas y casos de vivienda y ciudad.

Comparte este artículo:
  • Cargando

Síguenos en Facebook

x