Revista Capital

¿Por qué deberíamos consumir hortalizas orgánicas?

Está muy en boga consumir productos orgánicos. Ensaladas y hortalizas cultivadas de manera más sana y sustentable. Lechugas, tomates, cebollines, rúculas y espinacas, son algunos de los preferidos en esta temporada. Pero ¿conocemos realmente cuáles son los beneficios de estos alimentos orgánicos, y qué nos aportan?

Lo primero es saber que las hortalizas orgánicas son alimentos que se producen evitando el uso de productos sintéticos, como pesticidas, herbicidas y fertilizantes artificiales y cuentan con certificación de un organismo acreditado.

La ley nº 20.089, que regula la producción orgánica nacional a través del SAG -organismo estatal encargado de velar su cumplimiento-, señala y define los productos orgánicos como aquellos provenientes de sistemas que fomentan la biodiversidad y los ciclos biológicos del suelo.

Según el ingeniero agrónomo Carlos Veloso, asesor orgánico de Vegus, “Los alimentos orgánicos son aquellos producidos bajo principios ecológicos, sin uso de fertilizantes y pesticidas de síntesis química, con base en el uso sostenible de los recursos naturales y cuidando el medio ambiente. Esta práctica tiene como resultado alimentos sanos, saludables y libres de productos químicos”.

Los cultivos orgánicos en general, son tratados con compost y materias naturales, todas debidamente autorizadas. Además mantienen un balance bioquímico de nuestro cuerpo; son nutritivos ya que tienen un alto contenido vitamínico, proteico y mineral.