Revista Capital

Un día dedicado totalmente a los perros

El Tihar es la segunda celebración más grande de Nepal, que dura cinco días y muestra reverencia no solo a los dioses y seres humanos, sino que también a los animales que mantienen una estrecha relación con ellos.

Durante el segundo día de festividades, el Kukur Tihar, los perros, incluyendo los callejeros, son homenajeados con flores, guirnaldas y deliciosos platos de comida.

El motivo de esta celebración, es que según las tradiciones hindúes, los perros son mensajeros de Lord Yamaraj, el dios de la muerte, y son los guardianes de las puertas de la vida futura, es por ello que durante este día se los venera.

Los perros son adornados con guirnaldas de flores, se les hace una marca en su frente con una pasta de arroz, yogur y colorante rojo (la marca se llama “tika” y significa que el animal es una bendición para todo aquel se cruce en su camino) y se les dan ofrendas de comida, que por lo general incluyen platos de leche, huevos, carne o alimento para mascotas de calidad.

Cada año, la celebración cae en días diferentes, pero siempre a finales de octubre e inicios de noviembre. En 2016, fue la primera vez que se celebró en México, y quizás más adelante se extienda a más lugares del mundo, para agradecer a nuestros amigos peludos por su lealtad y amor.