Revista Capital

Alcachofas florecidas, algo que probablemente no habías visto

Muchos la disfrutan con limón, aceite o mayonesa. La alcachofa o Cynara scolymus es una planta perenne propia la zona del Mediterráneo central y occidental, primas de los crisantemos, las dalias o los girasoles.

Las largas hojas de la alcachofa se utilizan desde la edad media, cuando tenían usos medicinales y eran una fuente de antioxidantes; en Italia se llevan usando las cabezas y los corazones en la cocina desde principios del 1400.

Pero lo que muchos no saben es que lo que cocinamos y comemos es el bulbo antes de florecer. Es más, varios no habrán visto nunca una alcachofa florecida. No es como para regalarla en un ramo de flores, pero sí es suficiente para maravillarnos.

Revise el artículo completo en Huffington Post.