El mercado de autos no puede ir mejor. Con ventas que siguen subiendo, una fuerte confianza entre los consumidores y nuevas normativas que potenciar la compra de autos nuevos, los registros aumentaron un 43,7% entre abril de 2017 y el mes pasado. Esto, según las cifras liberadas por ANAC (Asociación Nacional Automotriz de Chile A.G.) […]

  • 18 mayo, 2018

El mercado de autos no puede ir mejor. Con ventas que siguen subiendo, una fuerte confianza entre los consumidores y nuevas normativas que potenciar la compra de autos nuevos, los registros aumentaron un 43,7% entre abril de 2017 y el mes pasado.

Esto, según las cifras liberadas por ANAC (Asociación Nacional Automotriz de Chile A.G.) el ente que agrupa a marcas y representantes de marca en todo Chile. Pero ¿Cómo se traducen estas cifras a las nuevas tendencias de la industria?

Para comenzar, existe una categoría que parece triunfar en todos los mercados, en todos los gustos, el nuevo santo grial de la industria: los SUV. Un tipo de auto que todas las marcas quieren tener en su portafolio, desde las más humildes, hasta la de lujo extremo (no es casual que Rolls Royce haya lanzado su primer SUV la semana pasada a nivel global, el Cullinan).

Este tipo de vehículo expresó un crecimiento en las ventas acumuladas de 2018, de un 40%, principalmente quitándole participación a modelos que responden a sedanes y hatchbacks. De esta manera, hoy del 100% de los autos nuevos que se venden en Chile, el 35% corresponde a SUV; mientras que el 40% se reparte entre sedanes, hatchbacks, citycars y monovolúmenes. Hoy Chile es un país utilitario deportivo.

¿Los más vendidos? En materia de SUV predominan los japoneses. Lidera el Toyota Rav4 con 2.057 unidades, luego llega el Nissan Qashqai, con 1.237 colocaciones y completa el podio el Mazda CX-5, con 1.195 anotaciones.

En autos convencionales, el más vendido fue el pequeño Kia Morning con 2.312 ventas; el Chevrolet Sail con 2.287 y en tercer lugar el Kia Rio con 2.199 unidades vendidas.

La guerra del lujo

Uno de los escenarios competitivos más interesantes en el mercado nacional se da entre las marcas premium, que van en expansión. En 2017, las 10 primeras anotaban hasta abril, 3.560 unidades comercializadas. Y en 2018 llegaron a 4.503 unidades, casi 1.000 autos de lujo más en nuestras calles.

La cosa es dura entre las alemanas, según las cifras ANAC. Hasta abril, Mercedes-Benz vendió entre autos y SUV´s 1.113 unidades (sin contar comerciales), mientras su competencia de Munich -BMW- sumó 1.437 colocaciones. En tercer lugar, se posicionan los suecos de Volvo con 637 unidades. Agresivas promociones, tanto en precio como en servicio y financiamiento, son parte de este lujoso escenario.