El Big Data de Piñera - Revista Capital

Poder

El Big Data de Piñera

A través del cruce eficiente de datos, el gobierno quiere lograr una mejor evaluación de las políticas sociales, detectar a tiempo a poblaciones en riesgo, además de hacer públicos diversos datos de la administración. En esto último trabajan con el físico César Hidalgo.

-

En enero, antes de llegar a La Moneda, Sebastián Piñera y Gonzalo Blumel se reunieron con el físico César Hidalgo. El profesor asociado del Media Lab de MIT les presentó el proyecto que estaba desarrollando: Data Chile, una plataforma  que cruza distintos datos de economía, educación, vivienda, demografía y salud proveniente de distintos servicios y fuentes. El proyecto le encantó al entonces presidente electo. Luego Hidalgo y Blumel se reunieron otra vez, para acordar el traspaso de la herramienta al Estado. Porque el proyecto siempre se planteó como una herramienta de apoyo para el diseño de políticas públicas y la idea era que se alojara en la Direcon o en Corfo.

Sin embargo, la plataforma quedará en la Segpres, traspaso que debiera ocurrir en los próximos días. “Esto habla de la importancia que le va a dar el Presidente”, explica una fuente en La Moneda.

Pero este es solo uno de los proyectos de Big Data que la administración Piñera busca impulsar.

Rafael Ariztía, como encargado de la Modernización del Estado, tiene como tarea disminuir la burocracia a través de la liberación de datos públicos. Cuando estuvo en la Segpres en 2012 le tocó la creación del portal datos.gob.cl, que hoy está prácticamente en desuso, y que hacía públicos una serie de datos de diferentes instituciones públicas. En su entorno comentan que el mandato del Presidente Piñera esta vez es el de trabajar una política de datos más intensa, por una parte, y por otra, hacer que éstos sean más visibles para el público general.

En el Ministerio de Desarrollo Social, Alfredo Moreno tiene una meta clara que va en esta misma línea: crear un mapa de la vulnerabilidad. Cruzando de manera inteligente datos disponibles en distintas reparticiones, deberá identificar a la población en condición de pobreza para luego articular soluciones entre el Estado con la sociedad civil y el mundo privado para llegar a esos grupos. En la misma cartera, la subsecretaría de Evaluación Social Alejandra Candia, es la encargada de evaluar los programas sociales del gobierno a través del Registro de Información Social (RIS) que reúne datos que van desde la escolaridad de una persona, si es que ha utilizado su seguro de cesantía o una licencia, si tiene detenciones, si está en el registro de discapacidad e incluso su asistencia a clases. Esta información pertenece al Estado y permite innominadamente –es decir, sin poder identificar las características a un Rut– diseñar y evaluar políticas sociales vigentes, medir su impacto y crear otras nuevas. Pero también actuar en forma preventiva, detectando poblaciones de riesgo, algo que hasta ahora no se había hecho y que tiene su primera muestra en la Alerta Infancia, una de las medidas del Acuerdo Nacional de la Infancia, que anunció la semana pasada el Presidente Piñera, y que permite identificar oportunamente a niños en situación de vulnerabilidad.

Por último, el Secom Jorge Selume, que es psicólogo y especialista en datos, se encarga  -a través de inteligencia artificial y diferentes plataformas y redes sociales- de que los mensajes lleguen a las audiencias correctas. Es él quien define los temas de los que hablarán semanalmente los ministros. Y así como la semana pasada la agenda estuvo centrada en la infancia y esta semana fue la gratuidad de la educación técnica, el mandato de Selume sería que a partir del próximo lunes la innovación y el futuro se tomen la pauta.

Comparte este artículo:
  • Cargando