Revista Capital

El nuevo enfoque del Banco Mundial para abordar la riqueza de las naciones

Más de dos docenas de países vieron caer su riqueza per cápita durante los 20 años hasta 2014, de acuerdo con el intento más completo hasta ahora de hacer un “balance general” de los activos de las naciones.

El nuevo estudio del Banco Mundial busca proporcionar una imagen más completa del progreso económico que la que entregan los datos del Producto Interno Bruto (PIB).Realiza un seguimiento de cuatro tipos diferentes de capital para 114 países entre 1995 y 2011: capital producido (como carreteras, maquinaria y edificios); capital humano (basado en la estimación del valor presente de las ganancias futuras de la fuerza laboral); capital financiero (activos extranjeros netos); y capital natural (principalmente recursos energéticos del subsuelo, minerales, bosques y tierras agrícolas).

Usando esa metodología, hubo un gran aumento en la riqueza per cápita en Asia durante esos años, impulsado por la formación de capital en China e India. África Subsahariana, la única región que retrocedió, experimentó una ligera caída en la riqueza per cápita, en gran parte como resultado de las altas tasas de natalidad en muchos países que compensan un aumento en la riqueza nominal.

En contraste con las cifras más positivas del PIB, los datos mostraron que los países africanos más pobres “se distanciaban” del resto del mundo, dijo Paul Collier, profesor de economía y políticas públicas de la Escuela Blavatnik de Gobierno de la Universidad de Oxford.

La nueva metodología del Banco Mundial se sumó a la imagen del PIB, que mostró el flujo de ingresos y producción durante un período, pero no dio información sobre los activos humanos, físicos, naturales y financieros subyacentes a ese ingreso, dijo Kristalina Georgieva, directora ejecutiva de la entidad.

Los datos de riqueza proporcionaron una medida prospectiva que podría ayudar a los gobiernos a gestionar las estrategias de desarrollo mejor que si confiaran solo en un PIB “retrospectivo”, agregó el banco.

revise el artículo completo en Diario Financiero.