Revista Capital

Oxford: “A Bachelet le pondría una nota muy alta en ambición y una nota baja en aplicación de políticas”

La baja popularidad de los políticos en América Latina se explica por el destape de casos de corrupción, pero también por los desafíos económicos que enfrenta la región, dijo Diego Sánchez-Ancochea, presidente del Latin American Centre de la Universidad de Oxford, a DF. Ya que la región es una de las más desiguales del mundo, “el objetivo de tener políticas sociales más equitativas es enormemente importante, pero sólo se va a llegar a él dando pasos graduales”, afirmó.

Para ello es necesario “construir sistemas de salud, educación y pensiones cada vez más unificados, por un lado, y por el otro, ver formas de aumentar la recaudación fiscal. Todos los países menos Brasil y Argentina están muy por debajo de lo que les correspondería en su nivel de impuestos según ingresos. Ese es otro gran reto, cómo conseguir mayores impuestos para poder gastar más y mejor”, aseguró.

- En este sentido ¿cómo evalúa los avances sociales del gobierno de Michelle Bachelet?

- Ha sido un gobierno complicado. Lo valoro positivamente porque quiso hacer muchas cosas, fue un gobierno ambicioso. Pero querer hacer muchas cosas y muy rápidamente tiene ciertos costos. Por ejemplo, la reforma educativa fue importante porque respondía a una serie de demandas de la clase media, pero se hizo de forma rápida y sin pensar en las implicancias en las universidades. Le pondría una nota muy alta en ambición y una nota baja en cuanto a la aplicación de las políticas.

Revise la entrevista completa en Diario Financiero.