Óscar Landerretche: "La izquierda se autoinfligió la derrota" - Revista Capital

Poder

Óscar Landerretche: “La izquierda se autoinfligió la derrota”

El presidente de Codelco no cree en teorías que se validan con una elección: “Pretender reducir a los chilenos a una especie de caricatura de la señora Juanita que ahora va al mall, no me parece útil”. Y agrega: “no veo un nivel de cohesión en la centroderecha, y si le sumas que el parlamento es súper complicado, eso me preocupa mucho más que la calle”.

-

Fueron cuatro las “pollas” en las que Óscar Landerretche participó antes de la segunda vuelta presidencial. Aunque votó por Alejandro Guillier en la elección del pasado domingo, en sus apuestas daba por triunfador a Sebastián Piñera, eso sí, con un margen mucho más estrecho. Aunque anticipaba una derrota, admite que le sorprendió la diferencia de 9 puntos.

Le quedan pocos meses en Codelco. Lo sabe. Y aunque le agarró el gustito a la gestión y descubrió talentos que no sabía que tenía, quiere volver a la academia. Está en conversaciones con la Universidad de Chile, donde era profesor titular antes de ingresar a Codelco, para ver si hay algún espacio y adelanta que tiene otros proyectos de los cuales aún no puede dar pistas. También está escribiendo y trabajando en dos libros, uno que será algo así como la segunda parte de Chamullo, que lanzó a mediados de año, y otro del que solo dice: “Será sorprendente por el género”.

Su nombre sonó harto como ministeriable si es que Alejandro Guillier se imponía y hoy, que la Nueva Mayoría tiene que rearmarse, Landerretche es sindicado como uno de los futuros nuevos líderes de la centroizquierda. Él prefiere el rol de observador, el académico, aunque está abierto a opciones, siempre que sean serias y de “alto estándar”. “Nunca he sido dirigente político, me parece muy abstracto, pero obviamente siempre vamos a estar disponibles para ayudar. Creo que hay un desafío importante que viene para la centroizquierda. Capaz que tome algunos años para que todo fragüe. Un período más de reflexión, de calma. Le recomendaría eso a la gente de izquierda, no empezar con el griterío. Meditar”...

“Me parece que la autocomplacencia de los analistas de derecha que dicen que no hay ningún malestar, de nuevo es una caricatura que los va a conducir a cometer errores muy serios”.

“Hay gente que dice que el crecimiento es malo dentro de los intelectuales de la izquierda. Eso es muy disonante para un país en el proceso de modernización y hubo gente que salió a votar en contra de eso”.

“La centroizquierda tiene que reconciliarse con un hecho que no es muy popular, pero que es esencial: vivimos en una economía de mercado”.

“El parlamento, donde hay una cierta vocación hacia los discursos maximalistas de un lado y otro, va a ser súper complicado. Eso me preocupa mucho más que la calle”.

Si eres suscriptor, continúa leyendo esta nota en el papel digital.

Si aún no lo eres, suscríbete AQUÍ.

Comparte este artículo:
  • Cargando