José Ignacio "Chascas" Valenzuela, Miami, EE.UU. - Revista Capital

Poder

José Ignacio “Chascas” Valenzuela, Miami, EE.UU.

45 años, Guionista y escritor.

-

“En 1994, mientras estudiaba Literatura y Estética en la Universidad Católica, hice la teleserie Amor a Domicilio, que salió al aire en 1995 por Canal 13 y fue un éxito enorme. A raíz de eso, recibí una llamada de Televisa que me ofreció un contrato para escribir teleseries en México y me fui. No me dio pena. Me había dado cuenta de que las cosas que a mí me gustaban se hacían poco en Chile y que para conseguirlas tenía que pasar un rato por el extranjero. Nunca pensé que me iba a ir para siempre, porque tampoco sabía que podría hacer una carrera como escritor de teleseries.

Gran parte de mi carrera la desarrollé en México. Hice dos teleseries para Televisa y después me fui con Televisión Azteca, donde estuve hasta 2009. Allí empecé a darme cuenta de lo que significaba que una teleserie tuya saliera en México, porque inmediatamente se mostraba en todo el mundo. Comencé a internacionalizar muy fuerte mi carrera.

En 2001 me fui a vivir a Nueva York para cambiar de ambiente, empezar de nuevo y escribir un libro. Y en 2003 partí a Puerto Rico, porque me invitaron a formar parte de la maestría de guiones, para dar clases en la universidad. Allí conocí a Anthony, mi marido, que se vino conmigo a Miami en 2011 y nos casamos en 2014, apenas nos dejaron.

En 2007 volví a trabajar para Chile, para Canal 13, en teleseries como Papi Ricky, Lola, Don Amor, Cuenta Conmigo, y en 2010 con TVN, donde hice La familia de al lado y Dama y obrero. Todo, siempre desde EE.UU. Desde el año pasado estoy con Televisión Azteca de nuevo.

Ahora estoy en plena promoción de mi nuevo libro Hashtag, que ya se publicó en Chile, México y EE.UU. Estuve casi tres meses viajando para presentarlo. Es mi libro número 20, lleva más o menos cinco meses a la venta y está dentro de los más vendidos de Amazon.
Es muy probable que me cambie a otro país, a otra ciudad. Una de las cosas que siempre me ha gustado es salirme de la zona de confort, porque siento que cuando uno se pone cómodo, se pone mediocre”.

Comparte este artículo:
  • Cargando