Bachelet y ofensiva opositora por supuesta intervención electoral: son "acusaciones absurdas" - Revista Capital

Poder

Bachelet y ofensiva opositora por supuesta intervención electoral: son “acusaciones absurdas”

El presidente de RN, Cristián Monckeberg, pidió a la Contraloría determinar si la agenda de la mandataria se ajusta “al deber de probidad y prescindencia política”.

-

Un nuevo capítulo se vivió ayer en la ofensiva iniciada por la oposición en contra del gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, a quien acusan de “presunta pre-corrupción” e intervencionismo electoral en la campaña presidencial, cuando restan cuatro días para la definición de la segunda vuelta.

Es que solo horas después que el presidente de RN, diputado Cristián Monckeberg, llegara hasta la Contraloría General de la República, solicitando que dictamine si lo que consideran como la agenda de “actividades de alto impacto electoral” que ha encabezado la mandataria en los últimos dos meses “se ha ajustado al deber legal de probidad y prescindencia política”, fue la misma mandataria quien desestimó la imputación de Chile Vamos calificándola como “acusaciones absurdas”.

Tras encabezar la inauguración del Teatro Municipal “Juan Bustos” de la comuna de Quilpué, en la Quinta Región, la Presidenta defendió su agenda en terreno subrayando que “ésta es la forma en la que vemos el crecimiento de nuestro país, porque las cifras son importantes, pero no bastan las cifras. No vemos un conjunto de cifras que exhibir, porque ya sabemos que las cifras de repente se pueden hasta arreglar de muchas formas, pero cuando pensamos en las personas eso es lo que importa. Por eso a pesar de todas las acusaciones absurdas que se hacen, porque ustedes comprenderán que ¿cómo no iba a estar aquí inaugurando este teatro con ustedes?”.

Y añadió: “La verdad es que, a pesar de que a algunos no les guste, voy a trabajar con toda la fuerza hasta el 10 de marzo cuando entregue la banda presidencial”.

Posteriormente, vendría la intervención del mandamás del organismo fiscalizador, Jorge Bermúdez, quien junto con insistir en acusar “uso político” del informe donde se determinaron irregularidades en la eliminación de las listas de espera (ver recuadro), aclaró que “estamos hablando de la Presidencia de la República, no es la Contraloría el lugar adecuado. Si estamos hablando de funcionarios, sí es Contraloría”.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.

Comparte este artículo:
  • Cargando