Chile es reconocido como potencia turística a nivel mundial, pero no sabemos cómo contarlo - Revista Capital

Poder

Chile es reconocido como potencia turística a nivel mundial, pero no sabemos cómo contarlo

Después de años —e incluso décadas— de preguntarnos cómo posicionarnos como destino turístico a nivel mundial, Chile recibe el reconocimiento de importantes medios especializados. Pero, ¿qué es lo que falta? ¿Qué se está haciendo para que, por fin, el motor arranque y se posicione codo a codo con otros destinos de la región?

-

Francisca Opazo es periodista de viajes. Léela en lavidanomade.com

Primero fue Lonely Planet. Una de las guías de viaje más reconocidas del mundo distinguió a nuestro país con el primer lugar de su colección “Best in Travel 2018”, siendo Chile el único país destacado de Sudamérica, posicionándose sobre destinos de fama mundial como Nueva Zelanda y Corea del Sur.

Luego, fue el turno de National Geographic, esta vez ubicando a Santiago en su listado anual de 21 destinos que los viajeros deben visitar el próximo año. La revista ubica a la capital en el lugar número 16 del ranking ordenado de manera alfabética y liderado por Albania, Cleveland (EE.UU.) y Dublín (Irlanda).

El domingo 10 de diciembre, Chile fue, por segundo año consecutivo, elegido como el mejor destino de Turismo Aventura de los World Travel Awards (WTM), equivalente a los "Oscar del turismo".

Al parecer, Chile logra triunfar como un destacado destino turístico ante los ojos de los expertos. Luego de obtener el reconocimiento de los WTM en 2016, la presidenta Bachelet declaró "En Chile lo estamos haciendo bien". Sin embargo, podríamos hacerlo mejor y aún tenemos asuntos que resolver.

Para mejorar y lograr las metas propuestas, primero es necesario identificar dónde estamos fallando y ver casos de éxito en el extranjero. Aparte del evidente problema de la atención al cliente, la realidad chilena no se condice con la forma en que el país se vende hacia el extranjero y hay muros de desconfianza ante los nuevos actores del turismo, desconocimiento de las tendencias digitales, falta de voluntad y temor a innovar. La realidad es que el mundo no sabe mucho de Chile o si hay algo más aparte del desierto de Atacama.

Los principales actores de la industria del turismo son profesionales tradicionales que aún no se animan a correr los riesgos de innovar con ideas emprendedoras enfocadas al turista 3.0, aquel que organiza su viaje desde su teléfono y busca inspiración en Instagram.

Según Leo Meyer, Director de APTUR (Asociación de Periodistas de Turismo de Chile): "No se ha apoyado con decisión y recursos el desarrollo de los distintos emprendimientos e innovaciones creadas para potenciar el turismo. Sólo se habla de Uber y Airbnb, por dar dos ejemplos, los que además son vistos como una amenaza al modelo de negocio de una industria tradicional que aún no sintoniza con las grandes transformaciones digitales que ocurren en el resto del mundo".

Si bien Marca Chile y Chile Travel están apuntando al marketing digital e innovando a través del storytelling, en la comunicación existente en el mundo del turismo nacional se percibe un desconocimiento de las posibilidades y el alcance de trabajar con periodistas especializados e influenciadores serios.

Un like ya no vale nada

En Chile estamos al debe en el tema de marketing en medios digitales. Grandes marcas y agencias se han acercado tímidamente a influenciadores, a quienes consideran por su cantidad de seguidores y "me gusta" de sus publicaciones, y no por la calidad de su contenido.

En una era donde los seguidores y los "likes" se compran y los comentarios se intercambian a través de grupos masivos de Whatsapp, integrados por cientos de blogueros de países de habla hispana que buscan inflar sus números y engagement de manera artificial, es tarea de los encargados de marketing de hacer un análisis más profundo y discernir quienes son los embajadores idóneos para representar su producto y hacer una promoción de nicho.

Además, es momento de que los servicios turísticos se suban al carro digital e incorporen una estrategia en las redes sociales, compartiendo contenido inspirador y poniendo en relieve las experiencias, así como desarrollando blogs en sus páginas web, con contenido hecho por profesionales de la comunicación que manejen al dedillo el "storytelling".

Lea también: StoryTelling y turismo, el arte de contar una historia

Pero no todo es color hormiga. En Chile hay una oportunidad y ésta se encuentra en la variedad de destinos emergentes y en las variantes turísticas que podemos encontrar de norte a sur, más allá del premiado turismo aventura: el etnoturismo, astroturismo, gastroturismo, entre otros, y entender que hoy la mejor forma de llegar a un turista es hacer un acercamiento digital directo y diseñar experiencias según intereses específicos. De esta forma, Chile podrá posicionarse y mantenerse como destino turístico a nivel mundial, más allá de San Pedro de Atacama, las Torres del Paine e Isla de Pascua.

Comparte este artículo:
  • Cargando