Revista Capital

Candidatos presidenciales chocan en otro áspero debate

A doce días de las elecciones presidenciales, los ocho aspirantes a ocupar el máximo sillón del palacio de La Moneda participaron del último encuentro que profundizó en cuatro temáticas de interés ciudadano, tales como seguridad, educación, salud y economía. En medio de un alto rating -que tuvo un peak de 50 puntos-, la cita de nuevo fue el marco para que algunos de los candidatos disparasen unos contra otros.

Uno de los protagonistas de la noche en el evento organizado por la televisión chilena fue Marco Enríquez-Ominami, quien en su característico tono en estos foros, enrrostró una supuesta frase emitida por el diputado Fernando Meza (PR), quien habría dicho en un grupo de whatsapp que "su padre, a quien sí conocí, si estuviera vivo le metería un tiro por traidor".

Ante esta acusación, el líder del progresismo expresó que el senador Alejandro Guillier debiese pedirle al parlamentario radical que saliera de su equipo. Ante esto, el abanderado del pacto Fuerza de la Mayoría, respondió que "no he mandado a matar a nadie y menos a Marco, a quien le tengo afecto a pesar de cómo me trata habitualmente. Una metida de pata se aclara como corresponde y no se magnifica ni se transforma en un tema de campaña. Asumamos con coraje nuestra responsabilidad".

Piñera responde por los programas mal evaluados

La primera pregunta que debió atender el expresidente Sebastián Piñera fue sobre la reasignación de recursos de los programas mal evaluados, que su equipo estima ayudará a financiar la mitad de los US$ 14.000 millones que cuesta su programa en cuatro años.

Luego que el abanderado de Chile Vamos expresara que más del 40% de los programas evaluados en la Dipres tiene una mala calificación, la periodista Soledad Onetto le mencionó una lista de ellos, generando la duda sobre la cantidad exacta. En ese escenario, Piñera simplemente insistió en que son "cientos".

De todas formas, el exmandatario afirmó que no se realizarán despidos masivos con el inicio de una eventual administración, y que su recorte apuntará a los "operadores políticos trabajando para los caciques".

El candidato de Chile Vamos también fue consultado sobre los cuestionamientos hacia el ex persecutor Alejandro Peña, jefe de la división de estudios del ministerio del Interior en la administración de Sebastián Piñera, por las acusaciones de vecinos de La Legua a su defensa a narcotraficantes.

Punto ante el cual el exgobernante argumentó que "el exfiscal Peña está ejerciendo como abogado por su propio criterio y decisión y no nos involucra a nosotros" y que "habiendo sido fiscal no debiese hacerlo".

Guillier y Kast protagonizan momento más tenso del debate

Uno de los puntos más tensos del encuentro lo protagonizaron el diputado y candidato independiente, José Antonio Kast, y la carta de los partidos progresistas de la Nueva Mayoría, el senador Alejandro Guillier. ¿La razón? El primero criticó el formato del debate, pues esperaba poder tener la oportunidad de interpelar al abanderado del pacto Fuerza de la Mayoría sobre su estigmatización de la Araucanía y "avalar el terrorismo".

El periodista le increpó al diputado que "uno de los complejos de la derecha es creer que todo se arregla a balazos y manejando las Fuerzas Armadas. Si eso ocurriera tendríamos a una zona de Chile prácticamente en levantamiento".

Molesto, el diputado se salió del formato del espacio y le espetó al parlamentario independiente que "levanta la voz e insulta a los chilenos, a mí me trató de que tenía que ir al psiquiátrico, estoy esperando sus disculpas".

Desde el panel se le hizo ver al exgremialista que el llamado que le hizo al senador a hacerse el test de drogas también podría considerarse como un insulto. Kast respondió: "No se lo ha hecho, que se lo haga". Guillier, no calló y arremetió: "Tampoco fue al psiquiátrico".

Y en un inesperado cierre de la trifulca, el expresidente Sebastián Piñera -quien estaba en medio de los candidatos- expresó que "es muy indigno tratarse de terrorista, de narcotraficante y de loco".

Revise el artículo completo en Diario Financiero.