Poder

Puigdemont critica en Bruselas el “déficit democrático” de España

El expresidente catalán, apartado de su cargo por Mariano Rajoy, señaló que su sector asumirá las elecciones de diciembre "como un desafío" y que respetará los resultados. También negó que pediría asilo en Bélgica.

-

Desde la misma ciudad en la que se ubican los cuarteles generales de la Unión Europea que se negó a mediar entre Cataluña y España, el expresidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, explicó hoy los pasos que seguirá su equipo luego de que el gobierno de Mariano Rajoy suspendiera la autonomía de la región y convocara a nuevas elecciones.

La exautoridad manifestó que los funcionarios "no hemos abandonado nuestras funciones" en Barcelona, y que, en el intertanto "una parte del Gobierno se ha desplazado a Bruselas para evidenciar el problema catalán el corazón de Europa" y "evidenciar la parcialidad de la Justicia española y el gran déficit democrático que se da en el Estado español".

No obstante, manifestó que respetarán el resultado de los comicios llamados para el 21 de diciembre y señaló que las entiende "como un reto democrático. Votando se resuelven los problemas, no encarcelando políticos".

La visita de Puigdemont a Bruselas generó especulación de que el expresidente no retornaría a Barcelona, a fin de evitar su arresto. Frente a ello, la exautoridad aseguró que "no estoy aquí para pedir asilo político (...). Hemos venido a buscar garantías que el Estado no nos da en Cataluña. Más que un deseo de justicia es un deseo de venganza"

También explicó que los líderes del secesionismo catalán buscaron un diálogo con Madrid pero que hoy, luego de la intervención por parte de Rajoy, "asumimos que el diálogo es imposible".

Revise el artículo completo en Diario Financiero.

Comparte este artículo:
  • Cargando