Revista Capital

Presidenciables instan a terminar con la crisis del gobierno por La Araucanía

Tras participar en el seminario del Hogar de Cristo sobre políticas para niños vulnerables, los candidatos presidenciales se refirieron a la crisis en que se encuentra el gobierno a raíz de las diferencias por la forma de enfrentar el conflicto en La Araucanía.

Pese a que la presidenta Michelle Bachelet negó que exista tal crisis, la mayoría de los aspirantes a reemplazarla en el sillón presidencial coincidieron, en mayor o menor medida, en su preocupación por la compleja situación en que nuevamente está inmersa la actual administración.

La candidata de la Democracia Cristiana, Carolina Goic, calificó la situación de "delicada" y "compleja" y manifestó su interés de que resuelva, ya que la forma como se está manejando "no es una buena solución", según expresó. De ahí que espera que se zanje el problema y se confirme una autoridad en la subsecretaría del Interior que "cuente con todo el respaldo para hacer su tarea".

Por su parte, Sebastián Piñera aseguró que comprende "la frustración y la decepción que siente el subsecretario Mahmud Aleuy, porque las contradicciones dentro del gobierno se han transformado en crónicas y en la normalidad de cada día. Las contradicciones que existieron entre el ministro del Medio Ambiente, el ministro de Hacienda y el ministro de Economía, que significó la salida del equipo económico completo".

Por su parte, el candidato independiente, José Antonio Kast fue categórico en señalar que si bien "con el subsecretario Aleuy puedo tener muchas diferencias, pero él estaba ejecutando una acción de seguridad ciudadana para enfrentar el terrorismo y viene otro ministro que no tiene nada que ver con la seguridad ciudadana y le quita el piso", apuntó, traspasando la responsabilidad de la crisis al titular de Desarrollo Social, Marcos Barraza.

Menos categórica fue la abanderada del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, quien no quiso entrar en el debate respecto a si Aleuy hizo lo correcto o se equivocó. Al respecto, concluyó que hoy "estamos todos muy pendientes de si el subsecretario Aleuy está amurrado o no está amurrado", mientras, según dijo, existen otros temas que requieren explicación de parte de la Nueva Mayoría, como lo que ocurre con el alcalde acusado de conexiones con el narcotráfico, "y no los estamos tomando".

Por su parte, el candidato del PRO, Marco Enríquez-Ominami, planteó que el tema no es si se va o no Aleuy, sino que el problema de fondo es la violencia en La Araucanía y que se requiere "coraje" para enfrentarlo. Recalcó que "los políticos somos los interpelados en La Araucanía y no los carabineros", por lo que instó a no esconderse detrás de la fuerza pública.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.