Revista Capital

BigData Electoral: ¿Por qué los votantes se cambian de distrito?

Empezó la campaña y los candidatos a diputado salieron a las calles, las plazas, las ferias y las casas en busca de votantes. Cuando sufraga menos de la mitad de los electores, encontrar al “votante probable” no es tarea fácil. Ese es solo un problema: una vez identificado, es factible que ni siquiera vote en el distrito donde vive: el cambio de distrito de los inscritos entre elecciones es un fenómeno que va en aumento.

Ilustraremos este fenómeno con el distrito 10 de diputados, que abarca las comunas de Santiago, Providencia, Ñuñoa, La Granja, San Joaquín y Macul.  Específicamente, usando el padrón que publica el SERVEL, veremos los cambios desde y hacia el distrito 10 entre la elección presidencial del 2013 y la próxima elección del 19 de Noviembre. Específicamente, comparamos las direcciones que aparecen en el padrón para cada chileno en las elecciones del 2013 y 2017. Los movimientos entre comunas del mismo distrito no serán considerados para este análisis, pues podrían ser relevantes para la elección municipal pero no para la de diputados. Y el plazo para cambiarse de distrito o comuna ya venció por lo que no habrán nuevos movimientos.

¿Por qué se cambia una persona de distrito? El votante puede tener una idea general de los potenciales candidatos, pero también sabe que es posible que su preferido no termine compitiendo por ese distrito. El cambio podría obedecer a que piense que su voto influye más en un distrito que en otro, o simplemente porque quiere votar por alguien específico que no está en su zona.

El caso del Distrito 10

Un total de 80 mil personas que estaban inscritos en el distrito 10 el año 2013 se cambiaron a otro para la próxima elección presidencial del 19 de noviembre del 2017. A su vez, 78 mil personas se inscribieron en él. Es decir un total de 158 mil inscritos entraron y salieron de ese distrito, de los cuales un 50% son hombres.

Al mismo tiempo 81.649 fueron inscritas automáticamente en ese distrito por primera vez, es decir cumplieron 18 años entre la elección del 2013 y 1 de julio del 2017. A su vez, 37.897 personas fueron eliminadas del padrón, probablemente porque fallecieron. En total, el padrón del distrito 10 aumentó en 42.084 personas entre la elección presidencial del 2013 y la del 19 de noviembre próximo.

El cambio de distrito es un fenómeno que va en aumento. Los movimientos entre la elección de 2013 y la que viene en noviembre son casi el doble que los observados entre las elecciones del 2009 y 2013. Entre esas dos elecciones 80.571 entraron o dejaron el distrito 10.

¿Son estos cambios relevantes? Probablemente los que se cambian de distrito no dejarán de ir a votar: por algo hicieron el trámite. Cuando votan solo 450 mil electores en ese distrito, 150 mil –cifra que corresponde a los que entraron y salieron del distrito entre el 2013 y 2017- parece ser un número que sí puede cambiar el destino de varios candidatos.

Antonio Díaz

Cristóbal Huneeus