Poder

Nicolás Eyzaguirre: “Los empresarios no tienen una agenda política”

Nicolás Eyzaguirre dice que la reactivación llegó para quedarse; reconoce que el gobierno pudo hacerlo mejor, y cuenta que tras el fin de su gestión planea alejarse de la política, al menos por un tiempo. “Estoy cansado de esto, y la gente está cansada de mí”. Este es Nicolás II.

-

Por: Roberto Sapag y Marcelo Soto
Fotos: Verónica Ortíz

En la historia democrática reciente, Nicolás Eyzaguirre se escapa de la norma por varias razones. Va a completar 10 años como ministro (primero, en el gobierno de Lagos y ahora en la actual administración); acaba de hacerse cargo de las finanzas públicas por segunda vez; y es de los pocos que se ha mantenido en el círculo más cercano a la presidenta Bachelet, con una alta cuota de poder, en áreas claves como Educación y Segpres, pese a las sucesivas crisis de gabinete.

Pero también destaca por su capacidad de salirse de libreto. Son ya famosas sus frases, que él llama “metáforas tergiversadas”, desde los patines a la mala pata, y en esta entrevista confiesa que casi siempre se arrepiente luego de decirlas. En tono relajado, explica, “soy el que más me reto a mí mismo: cómo pude ser tan huevón”.

Bromas aparte, el ministro es optimista: asegura que la reactivación ya comenzó, aunque acepta que el crecimiento potencial debería ser mucho mayor al 3,5% que espera para fines de 2017 o 2018. Reconoce que el gobierno pudo haberlo hecho mejor y dice estar cansado de la política, “como la gente está cansada de mí”. Luego de terminar su gestión, quiere dedicarse a escribir, quizá un libro de memorias o de economía. Anécdotas no le faltarán...

“De que podríamos haberlo hecho mejor, sin duda.
Si no pretendemos ser perfectos”.

“La dirección en la que Rodrigo Valdés llevó las cosas es la correcta. Lo que nosotros estamos haciendo, y creo que está comenzando a dar frutos, es proseguir lo mismo”.

“El que más me reta soy yo mismo. Me digo: ‘cómo tan huevón, por Dios. ¿Cómo no me di cuenta de que me iban a tergiversar?’”.

“Desde el lado de acá cuando comienzas a ver las presiones de gasto, dices: diablos, ¡cómo voy a poder en el futuro contener todo esto!”.

“Yo creo que claramente el presidente Lagos buscó hacer justicia (…) Cualquier opinión en el sentido de que la Comisión Valech fue una forma de perdonazo no la comparto”.

Si eres suscriptor, continúa leyendo esta nota en el papel digital.
Si aún no lo eres, suscríbete AQUÍ.

Comparte este artículo:
  • Cargando

Síguenos en Facebook

x