Poder

Fitch también recorta la nota de Chile

La agencia bajó la nota desde "A+" a "A". Estima que habrá segunda vuelta y sugiere que no da lo mismo quién resulte electo presidente.

-

Luego del recorte que aplicó Standard and Poor´s a la clasificación de la deuda soberana de Chile, ahora es el turno de Fitch.

La agencia bajó la nota desde "A+" a "A" y, tal como S&P, dejó la perspectiva en "estable", una mejora en relación al outlook "negativo" de su anterior evaluación.

Las razones fueron las mismas que provocaron la primera degradación: el período prolongado de bajo crecimiento y los bajos precios del cobre, los que a juicio de la clasificadora "contribuyeron a un deterioro "sustancial" en el balance fiscal.

"En opinión de Fitch, el crecimiento es incompatible para recuperar niveles consistentes con el ingreso per cápita de sus comparables con clasificación A+", indicó en su informe.

Fitch Ratings reconoció que los niveles de deuda pública permanecen por debajo del promedio de los países clasificados con A+, "pero se ha elevado considerablemente desde los bajos niveles que apoyaron la mejora de la clasificación a A+ en 2011".

De acuerdo a la agencia, la fuerte gobernanza y la credibilidad del marco de políticas dan soporte a la clasificación y las perspectivas estables, debido a que "han preservado la estabilidad macroeconómica".

"Fitch espera que el marco disciplinario de políticas se mantenga después de las elecciones presidenciales de 2017 y que la recuperación en el crecimiento y los precios del cobre y los esfuerzos para una consolidación gradual puedan contener los niveles de deuda pública en un rango consistente con un rating 'A'", indicó.

Fitch anticipa una recuperación para la economía chilena, con un crecimiento de 2,4% en 2018 y 2,8% en 2019, gracias a las mejores condiciones externas y el crecimiento global, pero también cree que las próximas elecciones serán determinantes.

Sin embargo, advirtió que el potencial para que el próximo gobierno logre una mejora significativa en el crecimiento en el corto plazo parece "limitada", debido a las condiciones fiscales más restrictivas y los "cuello de botella" asociados a los obstáculos para lograr un mayor crecimiento en un horizonte de largo plazo, en términos demográficos y de capital humano, por ejemplo.

Revisa el artículo completo en Diario Financiero.

Comparte este artículo:
  • Cargando