Poder

Nicolás López no está loco

El guionista, productor y director de cine, odiado por la crítica y enemigo de los fondos concursables, está en la gloria: su película Sin Filtro tendrá 10 versiones internacionales, una de ellas con Eva Longoria como protagonista, y tiene ocho cintas en carpeta. Su próximo estreno en Chile No estoy loca se basa en la historia de su madre. “Lo que te pase, aunque sea lo más dramático del mundo, siempre va a ser gracioso”, dice.

-

Por María josé gutiérrez
Foto: @yo­_soy­_adela

"Era una vaca, por supuesto que me corcheteé”. Nicolás López (34) viste polera y pantalones negros. Es pelado, usa anteojos y nada le queda de su pasado de “niño gordo”, sí de su esencia nerd que plasma en sus poleras que siempre tienen un mensaje. “Yo siempre decía, soy gordo, es una mierda, pero qué tanto, sigamos”. Hasta que con 108 kilos, para su 1,73 metros de altura, se dio cuenta de dos cosas: que debía bajar 30 kilos y que era adicto al azúcar, como si fuera cocaína. “Y eso que en el mundo de las drogas soy lo más perno que existe, porque me fumo un pito y me da un ataque de pánico. Literal”, cuenta...

“Soy de la escuela de Woody Allen, de Spielberg, de alguna forma. Pero también, por otro lado, soy un rebelde absoluto en la forma de hacer las cosas”.

“Nosotros somos un gap  entre la generación X y la imbecilidad de lo que llaman millennials, de entender este nuevo mundo”.

Si eres suscriptor, continúa leyendo esta nota en el papel digital.
Si aún no lo eres, suscríbete AQUÍ.

Comparte este artículo:
  • Cargando