Poder

Qué ha logrado Donald Trump en sus primeros seis meses de gobierno

Mientras el muro y el control migratorio anotan avances, el debate tributario aún no ha comenzado.

A punto de cumplir sus primeros seis meses como presidente de la primera economía mundial, la exestrella de reality shows y magnate inmobiliario enfrenta el fantasma de un impeachment, múltiples investigaciones y la creciente presión de sus electores para que cumpla su promesa de "hacer a EEUU grande de nuevo".

Durante toda su campaña y también desde que llegó a la Casa Blanca, Trump ha repetido la idea de que el sistema de salud instaurado por su antecesor, Barack Obama, es un desastre. Su partido republicano, que cuenta con mayoría en ambas cámaras parlamentarias, está de acuerdo. Y por eso la expectativa era que el trámite fuera rápido.

Pero no lo ha sido. La semana pasada, los senadores oficialistas presentaron su tercer proyecto: el primero no sobrevivió al primer trámite y el segundo, que sí pasó esa fase, no tuvo la misma suerte en la cámara alta. El nuevo proyecto está en manos de la Oficina de Presupuestos del Congreso (CBO), la misma que alertó que las primeras dos iniciativas dejarían a más de 20 millones de estadounidenses sin cobertura médica en una década.

Apenas una semana después de haber asumido el cargo, Donald Trump firmó una orden ejecutiva que prohibía la entrada a personas provenientes de siete países de mayoría musulmana, los cuales, calificó como "Estados fallidos". La decisión, que no fue explicada a organismos de control de fronteras, generó caos en los aeropuertos y, una semana más tarde, fue frenada por varias cortes en distintos estados.

Pero Trump insistió. Defendió la medida ante la Justicia y, más tarde, presentó nuevas versiones del decreto, sacando de la lista a Irak.

Finalmente, hace tres semanas, la Corte Suprema decidió dar un visto bueno temporal a parte de la medida, restringiendo la entrada al país de personas provenientes de seis países, pero con ciertas condiciones: se respetarán las visas existentes y las relaciones cercanas de parentezco.

El tono proteccionista de su campaña era uno de los factores que más asustaba al mercado: Trump hablaba de imponer aranceles a las importaciones chinas, lo que desembocaría en una guerra comercial entre las dos mayores economías del mundo, renegociar el Nafta con México y Canadá, y desechar el Acuerdo Transpacífico (TPP, su sigla en inglés), que el país había firmado con otros once países, entre ellos Chile.

Seis meses después, poco se ha concretado. Trump mejoró su relación con Beijing, aunque ha mantenido la presión política para que castigue las provocaciones de Corea del Norte. No ha anunciado aranceles, aunque tampoco los ha descartado, y tampoco incluyó al gobierno chino en la lista de manipuladores de divisa, como dijo que haría.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.

Comparte este artículo:
  • Cargando

Síguenos en Facebook

x