Poder

Rodrigo Valdés admite que rebaja de nota es una mala noticia pero insiste en ver el vaso medio lleno

El secretario de Estado destacó que la perspectiva fue corregida de negativa a estable y que la calificación de Chile sigue siendo alta comparada con otros países de la región.

-

El ministro de Hacienda Rodrigo Valdés reconoció que la decisión de la agencia Standard & Poor's de rebajar la calificación de Chile es una noticia negativa y preocupante, aunque de todos modos buscó restarle dramatismo.

"Es evidentemente una mala noticia, es la primera rebaja desde que tenemos rating con esta clasificadora y nos retrotrae al rating que tuvimos hasta el 2010", reconoció el secretario de Estado en una conferencia de prensa inmediatamente después de conocida la medida.

Aún así, Valdés llamó a no dejarse llevar por el pesimismo, ya que la nueva nota, que fue recortada de AA- a A+, se mantiene todavía por sobre la que existía hasta 2006. Así, el ministro insistió en seguir mirando el vaso "medio lleno".

"Esto hay que subrayarlo, reconocemos como algo positivo que la perspectiva asignada sea estable. Veníamos de perspectiva negativa". Valdés también recalcó que Chile sigue contando con una buena calificación comparado con otras economías, especialmente en la región.

"Quiero poner en perspectiva la nota con que nos deja Standard & Poor's. S&P tiene con este mismo rating, actualmente a Japón, Israel, Eslovaquia, Irlanda y Eslovenia (...) Y seguimos un par de escalones por encima de los países latinoamericanos mejor posicionados que son los de la Alianza del Pacífico". Cabe destacar que pese a ser una potencia industrializada, Japón es una de las economías más endeudadas del mundo en términos del PIB.

¿Origen externo?

Respecto de los factores que motivaron la medida, el jefe de la chequera nacional destacó los que tienen un origen externo. "El origen principal de la rebaja es el efecto fiscal del menor precio del cobre y el menor crecimiento, tanto en el déficit fiscal como en el nivel de deuda, así también, como el efecto de las demandas de gasto que hemos tenido". Su visión contrasta con la de algunos expertos que responsabilizan principalmente a la incertidumbre interna por el estancamiento económico, más allá de la caída en el precio del cobre.

Además, Valdés concentró su análisis en las perspectivas de mediano y largo plazo para la economía. "El nuevo rating, y su mantención en el tiempo, es coherente con algunos supuestos que hace la propia clasificadora. Primero, que la economía recupere su ritmo de crecimiento, por ejemplo, ellos suponen 2,0% el próximo año y 2,5% hacia el 2020. En segundo lugar suponen que el déficit fiscal va a seguir una trayectoria de disminución gradual y persistente".

En este sentido, el ministro subrayó el compromiso de la actual administración con la responsabilidad fiscal. "La rebaja del rating da cuenta de que tenemos que seguir tomando en serio el desafío fiscal que tenemos y el crecimiento. Esto es tarea de esta administración y también va a ser tarea de las próximas administraciones".

Comparte este artículo:
  • Cargando