Poder

Mahmud Aleuy: “La derecha y Piñera tienen un nivel de narcisismo increíble“

El subsecretario del Interior dice que Chile Vamos cree tener la receta para todo, que los incendios “no se apagan con agua, sino con brigadistas” y que el ex almirante Arancibia “evidentemente mintió”.

-

Por: Marcelo Soto
Fotos: Julio Donoso

Es un viernes de febrero pasadas las seis de la tarde y La Moneda luce inusualmente vacía. Muchos funcionarios están de vacaciones. Pero en la oficina del subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, el día aún no termina.

Se ha dicho que este ingeniero comercial socialista es el verdadero hombre fuerte de La Moneda, el que contiene las crisis, el último en irse y el primero en llegar. Pero Aleuy, cuidadoso y curtido, lo niega. En su despacho, nueve pantallas de TV prendidas informan sobre Chile y el mundo. Sigue con especial énfasis las noticias de tormentas, terremotos y catástrofes. Cuando terminamos la entrevista, todavía le quedan varias reuniones antes de partir a casa.

-¿Ha sido más duro de lo esperado? ¿Estos casi tres años “parecen miles”, como dice la canción?

-Parecen (se ríe).

Aunque tiene fama de duro y hasta de temible, Aleuy no es tan grave como lo pintan. Es un peso pesado, sin duda, uno de los funcionarios con mayor tonelaje político de palacio, lo que le ha permitido sobrevivir a varios cambios de gabinete. Pero tiene buen humor y si bien es muy difícil apartarlo de su libreto, en ciertos momentos bromea y se explaya.

Ya es casi un mito su diferencia de opinión con el ex ministro del Interior Jorge Burgos, cuando éste aceptó que los camioneros en paro marcharan por la Alameda, reviviendo traumáticos momentos del gobierno de la UP. “Con el ministro Burgos tuvimos una discrepancia efectivamente en el tema de los camioneros, yo no estaba de acuerdo en dejarlos pasar frente a La Moneda, pero son las discrepancias habituales que hay en todo gobierno. Si alguien piensa que en los gobiernos todo el mundo piensa de la misma manera, significa que no entiende lo que es un gobierno”.

Tiempos virulentos

Aleuy sonríe cuando le recuerdan la frase de Bachelet (“cada día puede ser peor”), pero aunque reconoce que no ha sido fácil desde el inicio, lo que más le inquieta es el ánimo crispado del país, sumado a una economía que no repunta y un complejo panorama internacional. “En el mundo en general hay lógicas de proteccionismo y de ir limitando los flujos migratorios que se impusieron en la globalización. Pero además de eso tenemos un terrorismo creciente y eso genera mayor incertidumbre. La situación económica parece ser plana, pero lo más preocupante a mi juicio es lo que pasa en la sociedad chilena, donde tenemos una indiferencia, una desconfianza, una violencia y una virulencia cada vez más altas en las personas. Y a este ambiente se le agregan desafortunadamente algunos medios de comunicación, redes sociales, activistas políticos y diversos especialistas que tienen todo tipo de tics, que lo que hacen es recrear puros dimes y diretes, noticias falsas, prejuicios y una mercadotecnia de los dramas humanos”.

Sobre el atentado a Pinochet: “Nosotros calificamos de terrorismo a aquél que asesina o intenta asesinar a personas inocentes. Usted dígame si Pinochet era inocente o no”.

-¿Se refiera a la forma en que la TV y la prensa abordan las emergencias?

-Claro. Pero fuera de eso, ¿qué se ha ido configurando con todos estos elementos? Que la gente empieza a destruir lo que sirve. El primer fenómeno que tuvimos en Chile, que fue un ejemplo de esta situación, fue cuando ganamos el primer partido en el Mundial, y salieron unos gallos a quemar buses, ¡a quemar palmeras! Si no tenemos una política para enfrentar eso como país, las cosas se van a poner mucho más cuesta arriba de aquí en adelante.

Se van a instalar tres lógicas políticas bien precisas: una es la populista, que lo único que hace es venderle sueños a la gente que no se pueden cumplir; o una solución tecnocrática, que es completamente antipolítica, o tercero: estos grupos de conciencia radical que le piden al sistema cosas que saben irrealizables y, por lo tanto, siguen muy contentos en sus propias cajas de resonancia. Hay que hacer un esfuerzo político muy importante, porque si no lo hacemos entre todos (gobierno, privados, parlamentarios, dirigentes, etc.), la situación se va a descontrolar.

-Mencionó el tema de la violencia y el terrorismo, ¿Chile es menos seguro hoy?

-Nosotros no calificamos en ninguna mesa de terrorismo mundial. Chile es un país seguro. Lo demuestran las cifras, no sólo los datos que se manejan a nivel global, sino el hecho de que cada día tenemos más visitantes extranjeros. La gente va a los países donde se siente segura.

Apagando incendios

-En El Mostrador lo describieron hace unos días como el bombero de La Moneda, pero que ya no da abasto, ¿es cierto?

-No. Ésa es una opinión, aquí todos hacemos el esfuerzo que podemos por arreglar los problemas y las dificultades. A lo mejor se refería a bombero por el hecho de enfrentar los desastres naturales, que han sido muchos más que los que ha tenido la historia de Chile en los últimos 50 años... si uno mira del 60 hasta 2013, en estos tres años se han producido más desastres que en todo ese período.

-¿Hace una autocrítica sobre el modo en que el gobierno manejó los incendios?

-No.

-La opinión pública, según las encuestas, hace una mala evaluación. ¿No faltó rapidez en reaccionar? Se critica que la presidenta tardó unos días en ponerse al frente del tema.

-Eso es completamente falso. El día 24 de octubre hicimos un decreto de preemergencia, para poder enfrentar este tema. Porque aquí se produjo un fenómeno, en términos de temperatura, humedad y vientos, que no se producía hace 100 años. Y en el minuto en que eso sucedió, que fue alrededor del 17 de enero, decretamos estado de catástrofe de inmediato. Cuando alguien me habla de retraso, que lo demuestre. Perdona que lo repita: cuando uno deja de discutir de manera objetiva en la institucionalidad los problemas del país y los pretende resolver en el espacio mediático, lo que hace es que erosiona las instituciones, y después no hay de dónde agarrarse para poder conducir el país.

-Algunos cuestionaron que la presidenta haya estado en un evento de celebración con el presidente de Francia mientras parte del territorio ardía.

-¡Pero la presidenta de la República representa al país! Tiene que cumplir funciones internacionales. ¿Qué querían que hiciera, que le dijera al presidente Hollande que no lo podía recibir porque hay un incendio? Eso no corresponde.

El avión

-¿Leyó el post de Facebook de Lucy Avilés en que se quejaba de haber sido maltratada?

-No, no tengo tiempo para leer Facebook ni Twitter.

-¿Por qué el gobierno se demoró en aceptar el Super Tanker?

-El ofrecimiento llegó el lunes 23, alrededor de las 12 y algo. A las seis de la tarde se había aprobado el ofrecimiento que hizo la fundación.

-¿Cuándo supo usted?

-Me enteré después, el mismo día. Se nos informó que había un ofrecimiento, porque tenemos que dar un certificado de donación. Eso se aprobó a las seis de la tarde, en el transcurso de ese período y al otro día se hicieron todos los trámites legales, y el miércoles estaba el avión en Chile.

-¿Usted cree que el Super Tanker fue una gran ayuda o no? Porque el director de Conaf dijo, en un principio, que los aviones muy grandes no eran eficaces para este tipo de incendios.

-No me acuerdo de la frase exacta. Pero nosotros (esto se estudió todo el año 2016, no ahora) teníamos dos informes, uno de la NASA sobre la utilidad de aviones de gran tamaño para enfrentar incendios en el país, y uno que hizo el Ministerio de Agricultura hace unos años con un C130 brasileño...

-¿Qué decía la NASA?

-Que para el caso chileno, un gran avión era menos útil que los aviones más pequeños. Pero ante el hecho de que había un ofrecimiento práctico, nosotros naturalmente lo tomamos. Sobre la efectividad, tendrán que hacerse análisis técnicos que nosotros no tenemos todavía.

-¿Pero cuál es su impresión?

-En incendios de esta magnitud, todos los instrumentos son complementarios. La efectividad mayor o menor depende de las situaciones concretas. Lo que sí es bueno aclarar es que los incendios forestales no se apagan con agua.

-¿Con qué se apagan si no?

-Con brigadistas, que lo que hacen es contener un incendio y después controlarlo. El agua lo que hace es enfriar una situación de incendio para que los brigadistas puedan entrar. Pero son todos complementarios. Tú no puedes controlar un incendio forestal si no tienes variados instrumentos, los humanos sobre todo, y naturalmente toda cooperación en este ámbito es bienvenida. De hecho, yo hablé con la presidenta de la fundación más de una vez para darle las gracias.

-¿Y con Avilés?

-No, con la presidenta de la fundación acá en Chile. Ahora, si uno quiere un parámetro objetivo para medir la utilidad del Super Tanker, en términos de agua lanzamos 900 mil litros diarios; esta nave representa de eso alrededor del 12 o 13%. Es una contribución al esfuerzo general. Y todas lo son, lo mismo que el avión ruso y los aviones brasileños.

-¿El informe del Ministerio de Agricultura también fue negativo?

-Sí, fue negativo. Por una razón simple. Porque todos estos grandes aparatos vuelan a una altura que hace que el agua que lanzan, en algunos casos llegue abajo como llovizna, entonces no ayudan lo suficiente al proceso de enfriar el ambiente para que los brigadistas puedan operar. En superficies más planas son muy efectivos. El problema es que nosotros no siempre tenemos incendios en superficies planas. En Navidad teníamos una superficie bastante más plana y lo que hicimos fue operar con puros aviones grandes. Pero depende de las circunstancias. El informe inicial técnico es que los aviones grandes, en el caso chileno, son menos eficientes que las naves más pequeñas.

Sobre la diferente reacción de Bachelet ante el Super Tanker y el avión ruso: “¿Le puedo decir algo? Deberíamos tomar un acuerdo básico: no empezar a comentar a gente que dice tonteras”.

-Se ha dicho que hubo una cosa ideológica. ¿Pesó el que Avilés sea hija –como informó Emol y otros medios– de un ex funcionario de la DINA?

-Nadie de nosotros tenía idea de eso. No sé de dónde salió esa información sobre ella. En Chile hay democracia desde el año 90. A diferencia de otros, no tenemos problemas ideológicos de ningún tipo. Además, nadie es culpable de lo que haya hecho un familiar. Así que es completamente falso. Nosotros hicimos un razonamiento técnico en función a dos informes específicos, uno que se hizo en Chile, y el otro, de la Nasa.

-¿El informe de Agricultura se hizo en el gobierno de Piñera?

-Sí, ellos trajeron un C130 el 2012-13 y lo probaron en Chile, y el informe de los brigadistas era que volaba muy alto y, por lo tanto, llegaba llovizna y no cumplía su objetivo. Eso fue. Nosotros no creemos, a diferencia de lo que opina la derecha, de que sólo los privados sean eficientes para arreglar los problemas, pero tampoco creemos que sólo el Estado es el que pueda arreglarlos. Una combinación entre ambos es la clave, y es lo que hemos hecho.

-Se dijo que la presidenta Bachelet había sido mucho más efusiva en agradecer al gobierno ruso.

-¿Le puedo decir algo? Deberíamos tomar un acuerdo básico: no empezar a comentar a gente que dice tonteras.

Noticias falsas y tuits

-¿Piensa que los medios han sido irresponsables?

-Esto nos ha pasado en todas las emergencias. Cuando tuvimos que enfrentar el aluvión en Atacama, un medio informó que había un container con 17 mujeres encerradas. Justo cuando enfrentábamos 13 o más remociones en masa simultáneas. Trasladamos (entre bomberos, carabineros y PDI con perros) a unas 85 personas, porque estamos obligados a verificar la información. Revisamos las quebradas completas durante tres días: había puros containers vacíos. Entonces, no estamos en contra de la libertad de prensa. Lo que pedimos en situaciones de emergencia es que haya un mínimo de responsabilidad para que la información que se entregue sea verificada.

-Usted fue presidente del directorio de La Nación. ¿Comparte la crítica de que en Chile falta diversidad en los medios?

-Hay harta diversidad, encuentro yo. Eso es un problema del propio mercado. Les sugeriría a los que critican eso que vean cómo están los medios alternativos.

-Recientemente, el gobierno ha denunciado a quienes difunden noticias falsas. Eso tiene sentido, pero ¿no es peligroso para la democracia perseguir a personas por sus tuits?

-No estamos persiguiendo a nadie por lo que opina, ni por lo que escribe o dice. Lo que pedimos es que aquéllos que dicen tener información sobre cierto tipo de fenómenos, como decir que hay terroristas haciendo incendios, que se la entreguen a la fiscalía, para que los podamos perseguir. Nosotros tenemos presentadas alrededor de 32 o 35 querellas. Y todavía no encontramos a un grupo organizado. Pedimos una cosa elemental y que es básica para una democracia: que alguien que tenga información sobre delitos, que la entregue. Nada más ni nada menos. No hemos pedido que los detengan.

-Si resulta que Arancibia o Swett difundieron noticias falsas, ¿merecen una condena?

-Eso lo determinará la fiscalía. En el caso del ex senador de la UDI, él dijo que tenía información de inteligencia Alfa 1, que entiendo que en jerga militar es información de primera fuente. Pero cambió su versión después de la fiscalía, porque se transformó de tener información Alfa 1 a ser gran lector de la prensa chilena.

-Arancibia dijo que los almirantes no mienten. ¿Qué le parece esa afirmación? ¿Usted cree que mintió?

-O sea, si uno compara lo que dijo en su declaración radial y lo que dijo a la salida de la fiscalía, evidentemente mintió. Es cosa de leer las declaraciones. Yo efectivamente creo que los almirantes en Chile no mienten, pero parece que los ex almirantes sí. Por lo demás, cuando era almirante dijo que no iba a ser candidato hasta el final, y después fue candidato.

La batalla que viene

-¿Sería un fracaso si vuelve Piñera a La Moneda?

-Para nosotros, que la coalición que actualmente sostiene este gobierno siga gobernando sería adecuado. Esperamos que los partidos hagan todo el esfuerzo para que se mantenga la continuidad de la coalición.

“La derecha chilena, incluido Piñera, tienen un nivel de narcisismo increíble. Creen que los únicos que hacen las cosas bien son ellos, y que los problemas del país los resuelven los privados. A mí me parece un exceso”.

-Lagos dijo que sería malo para Chile, que sería un retroceso que llegara Piñera. ¿Eso no le parece que es caer en un grado de maniqueísmo? ¿Nosotros o el desastre?

-Acusar de maniqueísmo a la Nueva Mayoría frente a la derecha chilena, me parece un exceso (se ríe).

-Pero muchos desde el oficialismo y la izquierda han planteado eso.

-La derecha chilena, incluido Piñera, tienen un nivel de narcisismo increíble. Creen que los únicos que hacen las cosas bien son ellos, y que los problemas del país los resuelven los privados. A mí me parece un exceso.

-¿Tener un 20% de aprobación es un lastre fuerte o considera que los futuros gobiernos van a tener esos niveles de aprobación?

-Si yo observo la realidad internacional, creo que en el futuro podría haber gobiernos que aspiren a tener 20% de aprobación.

-O sea, van a verlo como un logro.

-En Chile, cuando era obligatorio votar, votó el 86% el año 98. En la última elección, donde hay voto voluntario, votó el 35%. Entonces, obviamente que hay un problema. Por lo tanto, en este ambiente de incertidumbre permanente, yo pienso que tener aprobaciones altas va a ser muy difícil en un futuro.

_____________________________________

Terrorismo y atentados

-¿Usted descarta totalmente que haya una conexión entre los incendios y el conflicto mapuche, como dijo un artículo de The Wall Street Journal?

-Hemos detenido a un número importante de personas que estaban a punto de producir un incendio, y hasta ahora no hemos pillado ningún terrorista.

-¿No hay razones para pensar que haya motivaciones políticas?

-Sí, pero una cosa es decir que puede haber motivaciones políticas (que todavía no sabemos) y otra es decir que terroristas están produciendo incendios. Y aún más distinto es plantear que esos terroristas son además mapuches. Uno no puede hacer afirmaciones tan graves como ésa sin tener pruebas concretas. De los detenidos por orden de fiscalía hasta ahora son: personas en situación de calle, que tienen problemas severos a nivel mental, pirómanos y negligentes.

-Circuló la historia de panfletos encontrados que decían “ustedes tiene el agua, nosotros tenemos el fuego”.

-Eso no lo he visto todavía. En general, trato de no comentar rumores.

-Hay un extenso debate sobre la violencia en la Araucanía. El ministro Fernández reconoció que hay terrorismo. ¿Cuál es su opinión?

-Hay actos terroristas. Cuando en tiempos de Piñera un grupo, que supuestamente estaba haciendo una reivindicación indígena, asesinó a dos personas, eso es terrorismo.

-Un tema es la definición de terrorismo, porque algunos piensan que son organizaciones, pero también se está discutiendo si puede ser un acto individual.

-Uno tiene que hacer leyes de acuerdo a la realidad. Y como efectivamente en el mundo hay terroristas individuales, nosotros pusimos la indicación sustitutiva en el proyecto legislativo a ese respecto.

-¿El caso del atentado a Landerretche es terrorista?

-Por cierto, si se intentó asesinar a una persona, es evidente.

-¿No cree que la izquierda tiene fantasmas en este tema?

-Ninguno. Compare la cantidad de querellas por acciones terroristas del gobierno de Piñera y la nuestra.

-Por ejemplo, ¿para usted los que atentaron contra Pinochet eran combatientes o terroristas?

-Lo que pasa es que nosotros hacemos una diferencia muy precisa. Nosotros calificamos de terrorismo a aquél que asesina o intenta asesinar a personas inocentes. Usted dígame si Pinochet era inocente o no.

-¿Pero para usted son héroes?

-No héroes, son personas que tomaron una decisión con un tipo que hizo una dictadura calificada como una de las más crueles del mundo durante 17 años.

Comparte este artículo:
  • Cargando
  • Francisco Passi

    Narcisismo? El que puede puede

  • Alfredo Vilches

    Me parece que el señor Aleuy está definiéndose a él mismo…

  • Carlos Medina

    LA DOBLE O TRIPLE MORAL que exihibe el boss de todas las policías y servicios civiles de inteligencia de Chile, este extranjero de nombre musulmán MAHMUD demuestra que en Chile gobiernan los ineptos. Tienen un racero para “los otros” y uno para sí mismos. Según él era moral intentar asesinar al general Pinochet, quien salvò a Chile de la tiranía comunista-socialista que habían planeado los castristas del PS mangoneados por el PC. No me explico que la gente quiera tapar con un dedo la realidad histórica que los militares actuaron POR MANDATO DEL CONGRESO y con permiso de los partidos democráticos, en contra de los partidos de izquierda mangoneados por extranjeros desde Moscú y La Habana. ¡Qué mala memoria tienen los chilenos! Este hijo de Alah, supuestamente nacido en Valdivia, que no es Chile sinó el VALMAPU de los Mapuches por tanto otro país ocupado, no cree en nada. Me lo tengo claro, si la Inteligencia de Carabineros tiene “oficiales” que andan contándole a todo el mundo que son superagentes 007 chilenos, ya me dirán que buen resultado obtienen. Luego Alah acusa a “la Derecha” de NARCISISMO, dejándome con la boca abierta. ¿Todavía creen en Chile que siguen existiendo “derechas e izquierdas” en la política. Para los retrasados históricamente, BARAK OBAMA era de Derecha, cuando en realidad era SOCIALISTA ISLAMICO. Lo mismo la Hilary Clinton, exponente de la extrema izquierda del Partido Demócrata, como que había sido militante comunista en Yale en la Escuela de Leyes. Por lo visto a Chile siguen llegando las noticias decenios detrás en el tiempo, como escribía mi antepasado español el general Bernardino de Rebolledo “las noticias de Chile me vienen con seis y doce meses de retraso”. De refería a las cartas de su hermano Benito que había emigrado a Chile a mediados del 1600. En cuanto a los incendios: los científicos chilenos todavía no saben que cuando en los bosques o praderas la temperatura supera los 40 grados, SE PRODUCEN INCENDIOS ESPONTÁNEOS. Nadie los inicia, los inicia el sol y el calor imperante. ¡Qué lástima de Chile, tan lejos del conocimiento actualizado y tan cerca de la ineptitud y corrupción socialista!

    • Jorge Torrealba

      Es increible la cantidad de ideas sin sustento de este señor.!! Como decir que pasado los 40 grados de temperatura se producen incendios espontáneos!! Viví 15 años en Africa con temperaturas sobre los 50 grados y jamás vi un incendio espontáneo!! Averigüe las temperaturas estivales en Mali, Senegal, Niger…etc

      • Carlos Medina

        Por lo visto no sabes que la Naturaleza se adapta a las temperaturas. Si en África lo normal en ciertas regiones es mayor a 50 grados, pues los arbustos soportan ese calor, pero si nunca antes allí ha habido esa temperatura, se produce la combustión espontánea. Lo he visto con mis propios ojos en las praderas de Alicante, España. Por otra parte juega un factor importante la densidad de los arbustos. Si es rala como en África, la llama no se extiende, pero si es densa como en los bosques chilenos, la pequeñísima llama se hace grande. No culpen a los Mapuches que en Chile siempre buscan CABEZAS DE TURCO.

  • Carlos Medina

    …Y AGREGO. Si siguen culpando a los Mapuches de los incendios espontáneos sucedidos, me temo que para vengarse de los chilenos, algo que los indígenas NUNCA OLVIDAN, si algunos resultan condenados en inocencia, estoy seguro que esa venganza alcanzará a las mayores ciudades de su país VALMAPU. Por otra parte, ¡por favor chilenos! ¿Es que los Mapuches se fueron nadando a quemar bosques TAMBIEN en Australia y Nueva Zelanda, donde el fuego ha arrasado más territorio que en Chile?