Poder

Trump: Échale la culpa a Facebook (y cuida a twitter)

El tan vapuleado Twitter puede ser el antídoto a la burbuja de información que está creando Facebook y que puede ser una de las responsables de los resultados de la elección de anoche.

-

fbtrump

Y pasó. Trump es el próximo presidente de Estados Unidos. Específicamente el número 45 y asumirá el 20 de enero. Lo que ayer parecía improbable y a lo más producía una risa nerviosa del tipo “te imaginas” hoy es una realidad. Deal with it. Es probable que el voto popular finalmente lo gane Hillary pero los 270 votos de colegios electorales necesarios para ser Presidente los obtuvo Trump.

Personalmente lo que me llamó la atención fue cómo los medios fallaron medio a medio. Salvo la encuesta de WSJ que hace una semana dio como ganador a Trump creo que en general todos los outlets noticiosos daban como ganadora segura a Hillary. Para quienes vimos la cobertura del NYT (gran sitio para móviles) fue dramático ver como de un 78% de posibilidades de Hillary Presidente pasaron con el correr de las horas a una sólida victoria de Trump. Fivethirtyeight.com el sitio de Nate Silverman que fue capaz de apuntar los resultados en las dos elecciones anteriores ya venía hace días poniendo sobre la mesa “la incómoda verdad” de que Trump Presidente era una opción, pero igual en su sitio ayer proyectaban una cómoda victoria de la candidata republicana. Preocupante por decirlo menos.

Buscando luces encontré este artículo en el WSJ sobre el tema The media didn’t want to believe Trump could win. So they looked the other way” que básicamente aborda cómo el periodismo falló a niveles gigantescos. Y no solo en no ver que podía ganar una elección sino en cómo lo “reporteo”. El millonario Peter Thiel (que logró la bancarrota de Gawker apoyando una demanda de Hulk Hogan al conglomerado) lo dijo en un encuentro con la National Press Club hace algunas semanas “Los medios siempre están tomando a Trump de manera literal. No de manera seria, sino que de una manera literal”. En cambio sus seguidores hicieron lo contrario, lo tomaron en serio pero no literal. “Se dieron cuenta que Trump no quería construir un muro en la frontera con México pero si tener una mejor política migratoria” Y así fue como ganó.

Además, pienso que que algo tuvieron que ver las redes sociales. Me voy colgar de lo que escribió César Hidalgo en un post también en Medium. El profesor del MIT le pide a Facebook un botón para dar vuelta nuestros feeds de noticias. Un botón que al apretar me muestre lo contrario de las cosas que me gustan. De esa manera podríamos salir de esa burbuja creada por los algoritmos y filtros de FB. Esto no es menor, FB se ha transformado en EL canal con el que mucha gente se informa, recibiendo recomendaciones de artículos que nos podrían gustar, gente que opina cosas que nos merecen un like y así. Y la realidad no es así. No olvidemos que desde que FB despidió a sus periodistas en pos de un algoritmo que selecciona noticias se han descubierto un alarmante aumento en noticias falsas o destinadas a desinformar el sitio. Así lo demuestra el estudio de Buzzfeed del 20 de octubre.

Y bueno, ahí aparece Twitter. El paraíso de los trolls es todo lo contrario. Es un lugar donde cada publicación es rápidamente corregida por la audiencia o premiada por RTs cuando es acertada u ocurrente. De ahí su importancia y relevancia en un ecosistema donde abundan las noticias falsas o sin chequear. Pueden leer sobre este tema en el ensayo de Stratechery sobre porque Twitter tiene que ser salvado.

Comparte este artículo:
  • Cargando