Revista Capital

Gobierno argentino admite que situación económica es crítica

El jefe de gabinete argentino, Marcos Peña, se mostró “plenamente de acuerdo” con las conclusiones de la Iglesia respecto de la situación social del país y si bien reconoció que “estamos en el peor momento” destacó que el gobierno está trabajando para “reactivar la economía” con el objetivo de pobreza cero y “muy atentos para que la pobreza más dura y estructural y la indigencia tengan cobertura alimentaria”.

Peña afirmó también ayer que “el mayor aporte” que está realizando el gobierno “es evitar una crisis estructural” de la economía en virtud del estado en que recibió la administración nacional, y aseguró que si bien se atraviesa “una situación complicada”, hay que confrontarla “con que el país hubiera terminado de quebrar” como ocurrió “en 1989 y 2001”.

Peña habló un día después de que la Pastoral Social de la Iglesia se pronunciara sobre un escenario de “fragilidad laboral” que estarían enfrentando miles de personas, por situación de precarización y temor a perder el empleo.

Los obispos se reunireron en Mar del Plata junto a sindicalistas, empresarios y dirigentes sociales.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.